“EL LUGAR Y PROPÓSITO DEL BAUTISMO”

 

INTRODUCCIÓN:

A.   bautismo es: sumergir, zambullir, sepultar.

B.   Para perdón de pecados pasados

 

I:- REGENERACIÓN BAUTISMAL (Doctrina errada).

A.   La regeneración bautismal, no cambia el corazón.

1.    Es hecho por la fe en Dios. (Romanos 10:12-17).

2.    Cuando tenemos fe en Dios, nuestro corazón comienza  a ser mejor. (1 Pedro 1:23).

 

II:- EL BAUTISMO NO CAMBIA LA MANERA DE VIVIR.

A.   No fue diseñado para esto.

1.    El arrepentimiento canaliza la forma de vivir. (Mateo 21:28-30)

2.    Juan (el bautista) predicó: “Haced frutos dignos de arrepentimiento” (Mateo 3:8).

 

III:-EL BAUTISMO NO QUITA LAS TENTACIONES.

A.   Ayuda al saber que se tiene un compromiso con Dios y podemos ser más fuertes en resistir las tentaciones. (Sant. 1:13,14).

1.    Dios nos ayuda. ( 1 Cor. 10:13).

2.    Orad, dice Cristo. ( Lucas 22:40).

 

IV:- EL BAUTISMO NO GARANTIZA LA VIDA ETERNA.

A.   Podemos caer de la gracia. (Gálatas 5.4).

1.    Pedro nos exhorta. ( 2 Pedro 1:10)

2.    Pablo prevé esto. ( 1 Corintios 9:27).

 

V:- NO DA VIDA A LOS VIVOS.

A.   Las sectas religiosas, en su mayoría, creen que son salvos de sus pecados antes de recibir el bautismo.

1.    Esto sería tanto como pensar que el bautismo da vida a los vivos espiritualmente hablando.

2.    No, el bautismo es para dar vida a los que están muertos espiritualmente. (Col. 2:12).

 

VI:- LO QUE SÍ HACE EL BAUTISMO:

A.   Nos pone en Cristo. (Gál. 3:27).

B.   Nos pone en su muerte (Rom. 6:3,4).

C.   Nos salva de pecados pasados (Hech. 2:38)

D.   Nos lava de pecados  (Hech. 22:16)

E.   Nos pone en su nombre (Mat. 28:19-20).

F.    Nos pone en su cuerpo (1 Cor. 12:13).

G.  Nos pone en novedad de vida (Rom. 6:4,5)

H.   Nos libra de pecado (Rom. 6:16-18)

I.       Limpia nuestra conciencia (1 Pedro 3:20,21)

 

CONCLUSIÓN:

A.   El bautismo no es un rito sacramental, sencillamente es un mandamiento que Dios a ordenado, y está colocado en el punto mismo de la salvación. (Marcos 16:16).

B.   Por fe, el pecador hace suyas todas las promesas que este mandato ofrece, ¿Estas listo para recibir el perdón de tus pecados en la sangre de Cristo (1 Juan 1:7; Apoc. 1:5) a través del bautismo?. ¡Ven mientras cantamos!.