“TENGO SED”

(Juan 19:28)

(Lecc. 5 )

 

Introducción:

A.   En la lección anterior, Jesús dio a conocer su necesidad espiritual; pero aquí da a conocer su necesidad física.

B.   Nunca se encontrará un ser tan bondadoso que haya recibido pero desprecio como Nuestro Señor Jesucristo. Que una persona encuentre oposición y se le castigue porque lo merece, es lógico; pero el Hijo de Dios – quien por amor a nosotros tomó forma de siervo y sufrió el desprecio de los hombres, y aun dio su vida por salvarnos -  es algo supremo y único. (Fil. 2:5-9)

C.   La sed es una de las necesidades más apremiantes: se puede aguantar más el hambre que la sed. Su cuerpo, en desvelo por la noches anteriores a su crucifixión, y puesto al calor abrasador del día durante su crucifixión. ¡Tengo sed!

 

I:  LA IRONÍA

A.   El pan de vida – Murió hambriento (Juan 6:48)

B.   El agua de vida – Murió sediento (Juan 4:10)

C.   La luz del mundo – Murió en tinieblas (Juan 8:12)

D.   El que no conoció pecado – Se hizo pecado por nosotros (2 Cor. 5:21)

E.   El que buscaba a los perdidos – Fue abandonado

 

II:  LAS CAUSAS DE SU SED

A.   Su ayuno de muchas horas

B.   Sus luchas morales contra sus enemigos

C.   Sus heridas y a causa de la fiebre (Isa. 53:3-12)

D.   Porque tomó de la copa que el Padre había preparado. La copa que ha de beber todo aquél que no obedezca a Cristo Jesús.

E.   Porque las Escrituras debían cumplirse

 

 

III:  LO QUE CRISTO DESEA BEBER

A.   El agua de tu arrepentimiento (Marcos 1:15)

B.   El agua de tu agradecimiento (Lucas 17:12,14,17)

C.   El agua de tu amor (Mateo 22:37-39)

D.   El agua de tu fervor espiritual (Romanos 12:11)

E.   El agua de tu pasión por las almas perdidas ( Mateo 9:37,38)

F.    El agua de tu obediencia

 

IV:  LO QUE EL HOMBRE DA DE BEBER A JESÚS

A.   El  vinagre de su ingratitud e incredulidad

B.   El vinagre de su indiferencia e inmoralidad

C.   El vinagre de su idolatría, hechicería, embriaguez y crímenes

 

V:  CRISTO AÚN TIENE SED:

A.   Tiene sed de amor de su iglesia para el Padre (Mateo 22:34-40)

B.   Tiene sed de que todos los cristianos se amen unos a otros (Juan 13:34-35)

C.   Tiene sed de que haya justicia en la tierra  (Romanos 13:7-10)

D.   Tiene sed que haya fe en la tierra (Lucas 18:8)

E.   Sed de salvación, de amor, de oración, de servicio de todos sus discípulos

 

CONCLUSIÓN:

A.   Sin duda que existen ayes para aquellos que no mitigaron la sed del Maestro. ¿Qué pasará, con aquellos que niegan un vaso de agua a los necesitados de este mundo? ¿Los que ven morir a miles y miles de sed espiritual, y no les dan de beber?

B.   Cristo no hizo todo esto, para que se levantaran monumentos de reconocimiento a su muerte. Lo hizo por amor a ti, ¿Tú qué harás por él?

C.   Su tu vienes esta noche en obediencia a Jesucristo. Arrepintiéndote, confesando tu fe a Cristo, recibiendo el bautismo para perdón de tus culpas. Abras correspondido así a ese amor que Cristo demostró por ti en la cruz.

D.   Venga mientras cantamos...