“LOS DISCÍPULOS, SON SEGUIDORES”

(Juan 8:26-32)

(Lecc.  3 )

Introducción:

A.   Jesús enseña; pero su enseñanza es diferente a la de los otros Rabinos. Jesús conoce los corazones de los hombres. Sabe las necesidades de cada uno de sus alumnos.

 

B.    Si hacen lo que digo, serán verdaderamente mis discípulos. Cristo quiere que ellos no sean solamente oyentes, sino sus discípulos, seguidores. Hay mucha diferencia entre ser oyente y discípulo (Mat. 10:38,39)

 

C.   No es fácil servir a Dios con integridad (Salmo 106:11-16) Israel fue muy infiel.

1.     Entre nosotros, la historia es igual.

2.     Es la tendencia humana, siempre dudar. Es difícil creer lo que no se ve. Es difícil caminar cuando no se siente el suelo bajo los pies. Yo no puedo creer lo que no soy capaz de ver.

 

D.   Jesús habla de: “Libertad verdadera” (Juan 8:32-36) ¿Hasta cuando es cuando realmente un cristiano ha alcanzado la libertad plena? Hemos creído. Recibimos el Bautismo. Asistimos a las reuniones. ¿Es esto libertad plena? Pero ¿qué hay de las cadenas de celos, odios, rencores, venganzas?. Muchas de estas cosas siguen en el corazón de muchos hermanos. Ellos necesitan buscar, cada día, más y más la libertad plena en Cristo.

1.     Debemos trabajar cada día por la libertad.

2.     Las ataduras interiores, son las más difíciles de superar.

 

E.    Sólo el verdadero discípulo la obtendrá. Esta es una libertad difícil de explicar. Sólo el entregado la tiene. La siente (Fil. 4:7-9; Efesios 3:14-21) Es una fe, la confianza hacia su Señor.

1.     El seguidor, hace a un lado todo estorbo para llegar al Rabí, para oír, para obedecer.

2.     El Maestro le hace producir frutos que glorifiquen al Padre (Juan 15:8)

3.     Ser, pues un verdadero discípulo, es seguir las pisadas de su Maestro con total fidelidad.

 

I:- EL DISCÍPULO SIGUE A SU SEÑOR.

A.   Con un “Sígueme” Jesús juntó a sus discípulos (Mat. 4:18-22) “Venid en pos de mí”  “Aprended e mí”. Eran las palabras de un Rabí. En seguida le siguieron. Físicamente le siguieron.

 

B.    “Sígueme” el llamado para Mateo (9:9) - A  Felipe (Juan 1:43)

1.     En cada caso, ellos dejaron sus trabajos y familia, otros lazos de amistad o de familia. Todo en honor del que les distingue con su llamamiento.

a)     “Sígueme” era la palabra usual de un Rabino.  Jesús declaró después: ustedes no me eligieron, yo os elegí a voz (Juan 15:16)

b)    “Sígueme” Era una palabra fuerte. Implicaba una fidelidad total (Apoc. 2:10)

c)     Israel claudicaba entre dos pensamientos. (1ª  Reyes 18:20-22)

d)    No todos pudieron pasar de creyentes a discípulos (Mat. 19:21-22)

 

C.   El llamado es muy alto. Muy fuerte. Demanda acción. Entrega plena. Sacrificio

1.     Para muchos, el engaño del pecado hace difícil seguir a Cristo.

2.     Anda, véndelo todo. Dalo a los pobres. Sígueme. Cristo pide una vida de sacrificios sin reconocimiento terrenal alguno

3.     Muchos buscan la gloria terrenal de los hombres (Juan 5:41; 12:42; 1ª  Tes. 2:6)

4.     Todos quisiéramos una calle de una ciudad importante con nuestro nombre. Tener, poseer. Cristo dijo: “El hijo del hombre no tiene donde recostar su cabeza” (Lucas 9:58)

 

D.   Solamente los discípulos verdaderos derrotarán al Diablo. Necesitamos hacer “discípulos” (Mat.28:19) Jesús nos dio mandamientos, no como un capricho. Sus mandamientos son vida para nosotros.

1.     Satanás confunde el camino (2ª  Cor. 4:4) Lo hace difícil.

2.     Muchos querían seguir a Jesús (Luc. 9:57) El mundo y el cielo, son dos cosas tan distintos, diametralmente opuestas. (Juan 7:7, 58) Jesús no  tenía donde recostar su cabeza. Déjame enterrar a mi padre. No, tu ven y sígueme. ¡Un maestro radical!  (Luc.9:59)

3.     Demasiado espiritual. No hay campo para la carnalidad. No permite una mentira (Efes. 5:22,29) Hermano dame oportunidad. Hazlo, mas así no puedes ser discípulo de Jesús. No mires hacia atrás (Luc.9:61-62)

 

II:- ¿A DÓNDE LOS LLEVA?

A.   Lleva a la verdad. A la realidad de las cosas, a la realización de los sueños anhelos más preciados del género humano, aunque el humano, a veces sea incapaz de comprender qué  es lo que realmente busca; pero también al reto, a la lucha, a la renuncia, al sacrificio. Donde hay dolor, fuera de la puerta (Juan 14:6) “Yo soy la verdad”. “Encamíname en tu verdad  y enséñame (Salmo 25:5)

 

B.    La verdad o realidad de tu carácter. Tu actitud. Tu situación. Etc.

 

C.   A donde espiritualmente fue Jesús:

1.     Fuera del campamento. Fuera de la zona de seguridad, de la comodidad.  (Heb. 13:12-15) Ayudar al pecador, al incrédulo, al errado. Esto trae problemas.

2.     Jesús tomó ese riesgo por ti, para salvarte. Debemos seguir sus pisadas. Fuera de la religión tradicional. (Mateo 12:46) El seguía adelante.  

 

D.   Al fin o a la meta. El cielo.

1.     Este Maestro es el único, te lleva directo al cielo (Juan 12:26) Estarás con Jesús un día (Apoc.14:4)

2.     Antes Jesús te llevará por muchas pruebas, conocerás dolores nuevos. Pero también la paz y el amor que sobrepasa todo entendimiento. Y de pronto estarás en el cielo con tu Maestro. (Mateo 11:28)

 

III:- ¿Y QUÉ SIGUE A LOS DISCÍPULOS DE JESÚS?

A.   El bien y la misericordia (Sal. 23:6)

 

B.    Tribulaciones y otras cosas, pero, el bien triunfara en tu vida. No te quejes de las tribulaciones, son para formar tu carácter. Si perdonas, serás perdonado. Toda obra buena te seguirá, ahora y hasta el cielo mismo.(Sal. 25:5; 1ª  Ped. 2:21; Rom. 4:12; 2ª  Tes. 3:7,9).

 

CONCLUSIÓN:

A.   No puedes seguir ahora, pero me seguirás después, se le dijo a Pedro (Juan 13:34-38)

B.    Dios sabe lo que podemos hacer y lo que no.

C.   Pero a todos nos llegará la prueba definitiva.

D.   Pedro falló, pero resurgió como todo un valiente. Años más tarde daría su vida por su Maestro.

E.    ¿A quién está usted siguiendo ahora? ¿Quizá al diablo? Ten cuidado te traicionará y mentirá hasta destruirte

F.    ¿Estas listo para seguir a Jesús como tu Real Maestro?.