Tito: Una introducción

Parte 2

 

   Cuando Pablo le escribió a Tito, mencionó varias personas, lugares y conceptos, los cuales pueden requerir de una explicación. Echémosle una mirada a algunos de éstos antes de dar comienzo al estudio de la epístola en sí.

 

LAS PERSONAS QUE SE MENCIONAN EN TITO

 

Apolos

   “A Zenas intérprete de la ley, ya A polos, encamínales con solicitud, de modo que nada les falte” (3:13).

 

   Como no se hace una distinción entre este hombre y el elocuente maestro judío alejandrino de Hechos 18 y 19, suponemos que este Apolos y aquél se refieren al mismo hombre. A ése también se le menciona en Hechos 18:24; 19:1, 1ª  Corintios 1:12; 3:4-6; 3:22; 4:6; 16:12.

 

Artemas

   “Cuando envíe a ti a Artemas o a Tíquico, apresúrate a venir a mí en Nicópolis, porque allí he determinado pasar el invierno” (3:12).

 

   A este colega de Pablo no se le conoce por ningún otro nombre, pues ésta es la única mención que se hace de él.

 

Tito

   “... a Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo nuestro Salvador” (1:4).

 

   Tito era un amigo y colaborador de Pablo, por quince años o más, que gozaba de alta estima y confianza. Su nombre no aparece en Hechos, sin embargo Gálatas 2.3 confirma que es a Tito a quien se refiere Hechos 15.2, donde se menciona a “algunos otros”. Pablo se rehusó a dejar que Tito se circuncidara, cuando esto fue solicitado por los judaizantes durante la conferencia de Jerusalén sobre la comunión entre los judíos y los gentiles. Esto se menciona en Gálatas 2:3.

 

   Tito era un gentil. El pacto de la circuncisión hecho con Abraham (Génesis 17) no podía requerir de la circuncisión judía de un gentil, dado que tal pacto fue hecho con hebreos y para hebreos. El evangelio cristiano no requería de la circuncisión de persona alguna. Por lo tanto, no había argumentos válidos, por medio de los cuales alguien pudiera requerir de Tito que éste se sometiera a tal rito. Esto llegó a ser evidencia primordial en contra del legalismo.

   Tito trabajó con la iglesia de Filipos, Tesalónica, Berea, Corinto, Creta y Dalmacia. Se le menciona un total de trece veces en la Biblia —nueve veces en 2ª  Corintios, donde resulta claro que él asistió con la colecta del fondo de asistencia a los pobres entre los santos de Judea. Pablo viajó desde Efeso hasta Macedonia para encontrarse con Tito y enterarse acerca de la situación de Corinto, antes de escribir 2 Corintios.

 

Tíquico

   “Cuando envíe a ti a Artemas o a Tíquico, apresúrate a venir a míen Nicópolis , porque allí he determinado pasar el invierno” (3:12).

 

   Era un cristiano de Asia Menor, el cual había acompañado a Pablo en el camino de Grecia a Jerusalén y que había sido enviado por Pablo a hacer entrega de las cartas para Éfeso, Colosas y Filemón. Aparentemente, había sido el que les sirviera a los colosenses en la enseñanza y el que buscara la ayuda de Pablo para tratar con una herejía posterior en Colosas. Se le menciona cinco veces en las Escrituras (Hechos 20:4; Efesios 6:21; Colosenses 4.7; 2ª  Timoteo 4:12; Tito 3:12).

 

Zenas

   “A Zenas intérprete de la ley, ya A polos, encamínales con solicitud, de modo que nada les falte” (3:13).

 

   Este intérprete de la ley (es probable que fuera un experto en la ley judía) estaba viajando con Apolos hacia un destino desconocido para nosotros. Es posible que le estuvieran llevando esta misma carta a Tito. Pablo instó a Tito a ayudarles a ellos en su viaje con lo que fuera necesario, cuando pasaran por Creta.

 

LOS LUGARES QUE SE MENCIONAN EN TITO

“Creta”.

   “Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé” (1:5).

 

   Cretas es la cuarta isla más grande del Mediterráneo. Era el asiento de una de las más antiguas y mejor desarrolladas civilizaciones comerciales. En los tiempos del Nuevo Testamento, la vida allí se había rebajado a un nivel moral deplorable (1:12). Tito era el llamado a “corregir” los asuntos que enfrentaba la joven iglesia en aquel mundo pagano.

 

Nicópolis

   “Cuando envíe a ti a Artemas o a Tíquico, apresiira te a venir a mí en Nicópolis, porque allí he determinado pasar el invierno” (3:12).

 

   Esta “ciudad de victoria” estaba situada sobre la costa noroccidental de Grecia, donde Pablo había decidido pasar el invierno del año 65 d.C. lo cual es probable, aunque también es posible que haya sido el del año 66 d.C. El escribió con el fin de apremiar a Tito a venir a él allí, después de completar su obra en Creta. Como éste es el último lugar del cual se sabe a ciencia cierta que era adonde se proponía ir, muchos han conjeturado que allí fue donde se le arrestó por segunda vez.

 

UN CONCEPTO CLAVE QUE SE MENCIONA EN TITO

La enseñanza    

   La actividad de impartir información correcta a todos los cristianos era tan importante en la mente de Pablo, que él usó la palabra “enseñanza”

a menudo. “Hablar” y “exhortar” se usan como sinónimos de “enseñanza” en esta carta.

 

Tito en una sola oración

   Pablo le escribió a Tito para 1) enviarle instrucciones adicionales acerca de lo que él debía lograr en la iglesia, 2) para darle aliento para su tarea, y 3) para manifestarle públicamente, delante de la iglesia, que él contaba con su aprobación. Fin.