A DIOS SEA LA GLORIA

(Romanos 16:25-27)

 

(Sermón 99)

 

Introducción:

  1. La Biblia es abundante en referencias a la gloria que es y pertenece a Dios. La naturaleza glorifica a Dios. “Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos” (Salmo 19:1), y el deber del hombre es glorificarle también “7todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice” (Isa. 43:7). “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre” (Ecles. 12:13).

 

I:-  El Nuevo Testamento nos da algunas razones específicas para glorificar a Dios.

  1. Porque seremos perdidos y castigados eternamente si no lo hacemos (Hechos 12:21-23) Herodes fue herido por el ángel porque no dio gloria a Dios. (Romanos 1:21) La ira de Dios se reveló contra los gentiles porque no glorificaron a Dios.
  2. Porque hemos sido comprados con la sangre del Hijo de Dios (1ª Cor. 6:19-20)
    1. Éramos antes esclavos en cadenas del diablo, pero Cristo con su propia sangre nos compró, y ahora somos siervos de Dios por amor, y queremos glorificarle en nuestro cuerpo y espíritu.
  3. Porque Cristo glorificó a Dios en toda su vida, y él es nuestro Maestro (Juan 17:4) “Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese”. Todo lo que Jesús hacía en la tierra, era para glorificar a su Padre.

 

II:- ¿Cómo podemos glorificar a Dios?

A.    Por el mantener nuestro cuerpo puro y santo. “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?  Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” (1ª Cor. 6:19-20)

    1. Con la lengua debemos hablar palabras sanas ( Efesios 4:29; Col. 4:6)
    2. Los ojos miraran sin pecar (Mateo 6:22; 5:28; 7:1-7)
    3. Los oídos deben rechazar lo que no edifica, como chismes, etc., (Prov. 16:28)

B.    Por alumbrar nuestra luz. (Mateo 5:16). Debemos hablar de Dios y hacer a los hombres entender que nuestro propósito, en todo lo que hacemos es glorificar a Dios.

C.    Por ser pacíficamente unidos en la iglesia (Romanos 15:1-6)

D.   Por confesar a Cristo (Fil. 2:11)

1.    En los pasos de nuestra conversión ( Romanos 10:10; Hechos 8:35-38)

E.    Por llamarnos cristianos, nada más y nada menos (1ª Pedro 4:16)

F.     Por honrar la palabra de Dios en lo que enseñamos y practicamos (1ª Pedro 4:11)

G.   Por llevar mucho fruto ( Juan 15:8)

1.    Fruto de labios (Heb. 13:15), orando, cantando y predicando

2.    Creciendo espiritualmente (Gálatas 5:22)

3.    Ganando almas (Prov. 11:18) Ejemplo (Hechos 11:18)

 

III:-  ¿Dónde debemos glorificar a Dios?

A.    En Cristo (Romanos 16:17)

B.    En la iglesia: (Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, 21a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén (Efesios 3:20,21)

1.    Uno entra en Cristo y en su iglesia cuando se salva por su fe y obediencia (Hechos 2:36-41, 27) Aquellos fueron en Cristo y en su iglesia por ser bautizados en Cristo (Romanos 6:3-4)

 

CONCLUSIÓN:

¿Está usted glorificando a Dios en su vida?

Obedezca hoy el plan de salvación y entre en Cristo y su iglesia donde puede glorificar a Dios.

 cisnerosme@yahoo.com.mx   http://henrycis.net