TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE

(Filipenses 4:13)

 

(Sermón 97)

 

Sermón para presentarse en el programa “Seminario Alburquerque NM- 2000”.

Fecha: 9 de Junio del 2000.

Horario: 6:00 pm. a  7:00 pm.

Presentado Por: Enrique Cisneros Madrigal.

 

Examinando las palabras: PODER Y FORTALEZA

“Dunamis”= Poder: Es la capacidad de llevar acabo algo cualquier cosa (Mateo 25:15). Poder obrar (hacer), llevar a cabo algo (Lucas 24:49) Poder en Acción (Romanos 1:16).

“Exousia”= Denota libertad, derecho de actuar. Se usa acerca de Dios. Tiene poder, todo poder.

 

 Fortalecer = Dar fuerza, facultad (Fil. 4:13)

 

INTRODUCCIÓN:

A.      Hablar de poder, es hablar de algo común hoy en día; los niños sueñan con tener poder; los adultos desean tener poder. Se habla de hombres poderosos en la tierra, a algunos se les teme. ¿Tienen poder?, ¿Usted tiene poder?, ¿Pablo tenía poder? NO. El hombre no tiene poder. Dios da la vida y el cuerpo. Sin vida o cuerpo ¿Qué puede el hombre hacer? ¡Nada! Simplemente porque no existiría.

B.      El poder es de Dios, él es OMNIPOTENTE.  Cristo también lo es (Apocalipsis 11:17). ¡A El sea la honra y la gloria por los siglos de los siglos!. Glorificamos al Señor todo poderoso porque ha dado poder a los hombres para realizar grandes obras como las de Pablo. Iglesias establecidas, cartas diversas enviadas a individuos y congregaciones para ayudar a los hermanos de todos los lugares. Si Pablo estuviera escuchando esto diría: “Pero no yo, sino la gracia de Dios en mí”.

 

I:- EL LLAMAMIENTO DE PABLO:

A.      Hechos 9:15,16). Propósito de su llamamiento:

           1.   Para que lleve mi nombre a  todo el mundo, y

           2.   Para que padezca por mi nombre.

 

NOTA: Pablo no sufrió por que era perseguidor antes. Esos pecados le fueron perdonados cuando recibió el bautismo.

B.      Pablo sufrió mucho y de muchas maneras.

1.      Muchos de los hermanos le tuvieron recelo porque él había sido un perseguidor antes.

2.      Menospreciado por no ser del grupo de los doce. Siempre habrá doce apóstoles y no trece. Pablo fue un apóstol especial.

3.      Una enfermedad en su cuerpo (2ª Corintios 12:7-9)

4.      La constante preocupación por la iglesia (2ª Corintios 11:28). Sufrió mucho cuando los de Galacia se apartaron de la fiel doctrina (Gál. 4:19)

C.      Estoy acostumbrado, dice Pablo  (Fil. 3:12,13) Y todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

 

II:-TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE:

A.      Cuando Pablo escribía esta carta, había pasado ya mucho tiempo desde su inicio como apóstol de Jesucristo. Ya no es un niño. Es un adulto y piensa como tal. Es un maestro en la enseñanza y en el ejemplo. No es como los Fariseos que decían y no hacían. Es el vivo ejemplo de como se debe servir al Señor.

B.      Pablo podía soportar cualquier prueba, llevar a cabo cualquier deber, reprimir cualquier deseo malo de su naturaleza humana, superar cualquier tentación de riqueza material, placeres carnales, etc.

1.      Cuando declara: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. No es esta una declaración banal, superflua o presuntuosa; es más bien en base al descubrimiento que él ha hecho:

a)         Que en Cristo hay poder.

b)         Un poder incalculable.

c)          Que Cristo cumple cada promesa que hace (Mateo 28:20)

2.      Jesús nos dice que: Debemos permanecer en él y sus palabras para que podamos llevar fruto, mucho fruto para Dios (Juan  15:5,7)

a)         Esto es lo que Pablo hizo, fue fiel al  Señor, permaneció en sus mandamientos, entonces oró y Dios le ayudo en todo.

 

III:- HAY UNA CRUZ PARA  CADA CRISTIANO

A.      La petición de Jacobo (Santiago) y Juan: (Marcos 10:35-39)

B.      La respuesta de Cristo:

1.      Una pregunta que involucra mucho.

a)      Beber la copa.

b)      Ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado.

C.      Su respuesta: PODEMOS.

1.      Ellos no entendían la importancia de su respuesta. Tampoco nosotros completamente  lo que  implicar “Cargar la cruz de Cristo y seguirle” (Mateo 10:38)

D.     Esta promesa se cumplió en ellos, pero les costó mucho:

1.      Jacobo fue muerto por Herodes (Hechos 12:2)

2.      Juan deportado en la isla de Patmos (Apoc. 1:9) Juan se dice que murió siendo anciano de días en Asia (Efeso) (1ª Juan 1:1-4)

3.      Ellos hicieron posible mantener sus promesas por la ayuda que vino de Dios en Cristo.

4.      Esta historia nos sugiere que nosotros también podemos con la fortaleza que Cristo nos da. Es lo que asegura  Pablo, y es la promesa de Dios.

 

E.      Podemos cuando llegan las tentaciones a nuestra vida:

1.      No seremos tentados más de lo que podamos resistir (1ª  Cor. 10:13)

2.      Siempre hay una salida para escapar (2ª Pedro 2:9)

3.      Nunca debemos decir “no puedo” “Es mi debilidad”, en un esfuerzo para justificar nuestros pecados.

F.       Podemos llevar nuestras cargas y sufrimientos con la ayuda de Dios:

1.      Pablo tenía un aguijón en la carne (2ª Corintios 12:9)

2.      Dios tiene cuidado de nosotros  (1ª Pedro 5:7)

G.     Podemos cumplir con nuestras responsabilidades con la ayuda de Dios:

1.    Jesús habló de talentos, se les dio conforme a su capacidad. Podemos ser castigados si no cumplimos (Mateo 25:24-28)

2.    Los primeros discípulos pudieron llevar el evangelio a la gente de ese tiempo (Col. 1:23)

H.     Podemos, con la gran ayuda de Dios  reproducir la vida de Cristo en nosotros:

1.      Siguiendo sus pisadas (1ª Pedro 2:21)

2.      Esto es a través del estudio (2ª Pedro 3:18)

3.      Esto es a través del esfuerzo diligente (2ª Pedro 1:4,5)

I.        Podemos con la ayuda de Dios esperar el fin tranquilos y llenos de gozo

1.      Para estar con Cristo (Fil. 1:21)

2.      Partir es mejor  (Fil. 1:23)

3.      Llenos de gozo hasta en fin ( 2ª Timoteo 4:7,8)

 

CONCLUSIÓN:

A.    No debemos temer a ninguna prueba, Cristo nos puede fortalecer. No temamos las tentaciones, Jesús nos puede abrir un camino para escapar. No debemos temer que algunas veces tenemos pensamientos no buenos en nuestro corazón, los podemos vencer por Cristo.

B.    No temamos a lo que vendrá: Hambre, pobreza, persecución, desánimo, desaliento, Cristo está a la puerta para ayudarnos.

C.    No retrocedamos ante el deber, por más duro que este sea. Podremos cumplirlo con la ayuda de Cristo.

D.   Creamos realmente  que nuestras oraciones llegan a  Cristo, que él las escucha y cumple sus promesas de ayuda.  Cuando llegue la prueba, cuando el deber presione, cuando nos asalte la tentación, cuando nuestros pensamientos insanos llenen nuestra alma.... ¡Recuerda!  Hay alguien esperando por ayudarte... Y lo hace con amor, porque te ama.

E.    Isa. 40:29-31; 41:10.  Nos podemos levantar. Con alas poderosas de fe y esperanza.

 

cisnerosme@yahoo.com.mx   http://henrycis.net