“GRANDEZA Y GLORIA DE LA IGLESIA”

(Mateo 16:18)

 

(Sermón 75)

 

INTRODUCCIÓN:

La iglesia del Señor no ocupará en los corazones de los hombres el lugar que debe ocupar hasta que ellos reconozcan que el estar fuera de la iglesia se roban así mismos las grandes bendiciones que constituyen la esperanza de la vida eterna.

 

I:-DIOS ES SU AUTOR. POR TANTO ES UNA INSTITUCIÓN DIVINA (HEBREOS 3:4)

A.      Es el templo de Dios (1ª  Cor. 3:16)

B.      La morada del Altísimo (Efes. 2:19-22)

C.      Debe ser edificada conforme a sus instrucciones (Heb. 8:1-5)

D.     Jesús es el Arquitecto (Mate0 16:18-20)

E.      Debemos tener cuidado cómo edificamos (1ª Cor. 3:10-15; Sal. 127:1)

F.       Es la institución de Dios (1ª Cor. 1:2)

 

II:- CRISTO ES SU SALVADOR Y SU CABEZA.

A.      Se dio así mismo por ella (Efes. 5:25-27)

B.      Es el salvador de su cuerpo (Efes. 5:23)

C.      Es la cabeza del cuerpo, que es la iglesia (Col. 1:18; Efes. 1:23)

D.     Cristo es nuestro representante en el cielo (Heb. 10:19-25; 1ª  Juan 2:1,2)

 

III:- LA IGLESIA ES GLORIOSA EN SU MISIÓN.

A.      Su propósito es la salvación de las almas por la predicación del evangelio.

1.      Es columna y apoyo de la verdad (1ª  Tim. 3:14,15)

2.      La que debe buscar obreros y enviarlos a la viña (Hech. 13:1-13)

3.      La sabiduría de Dios manifestada por la iglesia (Efes. 3:10)

4.       Dios es glorificado en la iglesia (Efes. 3:21

 

IV.- TODAS LAS BENDICONES ESPIRITUALES EN LA IGLESIA

A.      La iglesia es la plenitud de aquel que todo lo llena en todo (Efes. 1:23)

B.      Todas las bendiciones espirituales están en Cristo (Efes. 1:3)

1.    El cuerpo de Cristo y la iglesia son la misma cosa (Efes. 1:22,23; Col. 1:18)

2.    Cristo y la iglesia están inseparablemente unidos (Efes. 5:28-32)

3.    Por tanto por medio de la iglesia gozamos de todas las bendiciones espirituales que Cristo Jesús nos concede.

C.    Estamos reconciliados con Dios en el cuerpo de Cristo, el cual es la iglesia ( Efes. 2:16; Col. 1:18-20)

D.   Somos añadidos a Cristo y a la iglesia en las mismas condiciones y por el mismo proceso (Gál. 3:26,27; Hech. 2:41-47)

 

CONCLUSIÓN: 

A.    No hay cosa más importante, cuando de la salvación se trata. CRISTO-IGLESIA.

B.     Los salvos realmente están en la iglesia, es decir en el cuerpo de Cristo.

C.     Cristo solamente salvará a su cuerpo, su única iglesia.  FIN.

 

 cisnerosme@yahoo.com.mx   http://henrycis.net