“PROBAD LOS ESPÍRITUS”

(Texto: 1ª  Juan 4:1).

 

(Sermón 43)

 

INTRODUCCION:

A.    “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo”. (1ª  Juan 4:1).

B.    No solamente tenemos el derecho de probar los espíritus si son de Dios o no; es nuestra obligación hacer si es que en verdad es importante para nosotros la salvación.

 

I:- EL PELIGRO DEL ENGAÑO.

A.    Si usted basa su salvación eterna en cualquier persona o doctrina, está jugando con fuego. Escuchemos el consejo del Espíritu Santo: “Examinadlo todo; retened lo bueno” (1ª  Tes. 5:21).

B.    El hecho de que algún hombre alega ser profeta de Dios no significa que nosotros automáticamente vamos a escuchar y a creer su mensaje sin investigar su veracidad. “Muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1ª Juan 4.1).

C.    Muchas personas están siendo engañadas por estos falsos maestros, y están siguiendo a guías ciegos. (Luc. 6:39).

D.   ¿Sabía usted que hay religiones y doctrinas de demonios?

1.    Notemos lo que Pablo dice: (2ª  Cor. 11:13-15) “Porque estos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que no es extraño si también si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”.

2.    Satanás es el campeón del engaño y la mentira y sus seguidores son buenos discípulos. Es un artista, (Efesios 4:14).

3.    Muchas personas  creen que Satanás se va a presentar a ellos tal como es. Un rebelde, homicida, mentiroso, pero no es verdad. Se presenta como ángel de luz.

E.    El engaño de los engaños:

1.    Dios me ha revelado para decirles la verdad.

2.    Oré a Dios, y él me comunicó lo que debo enseñarles.

3.    El Papa se encierra en una cámara especial para recibir nuevas revelaciones.

a.    Pablo responde a todos ellos. (Gálatas 1:6-8).

b.    Hay evangelios pervertidos y los que siguen tales mensajes van a ser condenados.

 

II:- DOCTRINA APOSTOLICA.

A.    Dice Juan apóstol de Jesucristo: “Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el Espíritu de verdad y el espíritu de error” (1ª Juan 4:6).

1.    Usted puede conocer el Espíritu de verdad y el espíritu de error por probar sus enseñanzas, con las enseñanzas de Cristo y sus apóstoles en el Nuevo Testamento. El que está de acuerdo con la enseñanza de Jesús y sus apóstoles, ese es el Espíritu de verdad.

2.    Si no hablan conforme a la enseñanza apostólica, entonces son espíritus engañadores, enseñando doctrinas de demonios. (1ª Timoteo 4:1-5).

B.    Desde que el diablo existe, ha existido la mentira y el engaño.

1.    Advertencia desde el Antiguo Testamento. (Deut.13:1,5; 18:20-22). Aunque se cumpliera alguna profecía de algún profeta de hoy en día, aún no es una prueba concluyente para creer en el él. Porque la Biblia  la existencia de  falsos profetas.

NOTA: “Aún cuando las señales anunciadas por tales profetas se cumplieran, Todavía había que analizarles doctrinalmente” <Si te dijere vamos en pos de ídolos, es profeta falso> (Det. 13:2b).

2.    Debemos reconocer que ni siquiera, milagros, prodigios, son suficiente prueba de la autenticidad de sus enseñanzas. (Mateo 7:21-23)

3.    (2ª  Tes. 2:8-12) Inicuo, cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder, señales y prodigios... ¡Tengamos mucho cuidado!

 

III:- ESPIRITU DE ERROR Y CONFUSION.

A.    CONFUSION. Para evitar la confusión Pablo dijo: “Que todos habléis una misma cosa... (1ª Cor. 1:10) esto no sucede en los distintos grupos religiosos de hoy.

1.    En el mundo religioso, todos tienen la verdad, y todos son diferentes unos de otros. Esto en sí ya es una prueba de su falacia.

2.    2ª Juan 9. “Si alguno no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene al Padre ni al Hijo...” (1ª  Timoteo 4:1-3; 1:3,4; 6:3-5).

3.    Tal confusión de doctrina, no puede ser la obra del espíritu santo.

B.     ERROR.

1.    Bautismo de niños.

2.     La mujer celebrando cultos, etc.

3.    Un sin número de errores.

C.    EL ESPIRITU DE VERDAD.

1.    Oír para entender la verdad del Evangelio (Rom. 10:17; 1:16; Juan 8:32; 1ª  Cor. 15:1-4; Mateo 13:19-23).

2.    Hay que creer en este Evangelio que proclama a Cristo. (Marcos 16:15-16; Juan 3:16; Juan 8:24).

3.    Hay que arrepentirse de sus pecados. (Hechos 3:18; 17:30-31).

4.    Hay que confesar su fe en Cristo públicamente. (Juan 12:42; Mateo 10:32,33; Romanos 10:9-10; Hechos 2:37,38).

5.    Hay que bautizarse, sumergido en agua, para recibir el perdón de pecados (Hechos 2:28; 22:16; Marcos 16:16; 1ª  Pedro 3:21; Romanos 6:3-6; Col. 2:11-13). Todo esto es hecho antes  de ser un cristiano.

 

CONCLUSION:

Hay falsos maestros, engañadores, mentirosos; tengamos cuidado de ellos. No temamos enfrentarlos; no les temamos. No pueden hacer nada, respecto a nuestra salvación. Talvez matar el cuerpo, pero, nada más pueden hacer.

 

 cisnerosme@yahoo.com.mx   http://henrycis.net