SOLAMENTE LES FALTABA EL AMOR (1ª Cor. 13:1-7)

 

(Sermón 32)

 

Introducción:

 

A.    Amor. La palabra griega agápe en el N.T. es definida como el amor incondicional de Dios a nuestro favor por medio de la obra redentora de su Hijo (Juan 3:16; Rom. 5:5–8).

1.    Es la clase de amor que debe existir entre los cristianos (Juan 13:34–35; Fil. 2:1–4).

2.    Vivir en amor es ser obediente a los mandatos de Dios (1ª  Juan 3:16–18; Romanos 13:8–10)

B.     Corintios 13:4-7 Pablo menciona aquí las características de este amor.

C.   El amor sobrepasa a todo.

1.    La profecía, la ciencia y las lenguas no se pueden comparar al amor. Es como escribir puros ceros (000000) que no nos dicen nada; sin embargo, si a los ceros les agregamos a su izquierda un número, todo cambia; ahora nos expresa una cantidad (1.000.000).

 

I:- VOCABLOS TRADUCIDOS  COMO AMOR

A.    En el idioma común de los días de Pablo había varios vocablos que hoy traducimos como “amor”. Veamos dichos vocablos:

1.     Eros,  connota un deseo profundo, una pasión, un anhelo sensual. Llama la atención que este vocablo nunca figura en el NT en ningún lugar.

2.     Storgue expresa la clase de amor que se halla entre familia. Este sustantivo aparece también en el griego clásico, por ejemplo:

1)    Platón, hablaba del amor que un hijo tenía para con sus padres y viceversa. Tampoco este sustantivo figura en el NT en su forma sencilla. 

3.     Filia. Otra palabra traducida normalmente como “amor”.

1)    Este era el término de más uso entre los griegos durante el día de Pablo. Esta palabra se usa muchas veces también en el NT.

2)    Su significado preciso varía según el caso; es decir, son distintas clases de amor las que son descritas. (Algunos ejemplos  y sus usos variados son: Mateo 10:37; Juan 11:3, 36; 21:15–17.

4.     Agape: El cuarto vocablo griego que se traduce como “amor” es el que emplea Pablo en este texto: éste término es el de más uso en el NT tanto como en la LXX.

1)    El verbo que corresponde a agape figura 130 veces en el NT; el sustantivo aparece unas 120 veces.

2)    Es importante reconocer que la raíz aga” en el NT cobra un significado nuevo a la luz del ministerio de Jesús y especialmente su muerte en la cruz (Juan 3:35; 15:9–10; Rom. 5:6–10; 1ª  Juan 4:10). Es el término que más se usa para expresar la naturaleza amorosa de Dios y la forma en que esta se extiende hacia los hombres que no merecen este amor. 

3)    La meta del cristiano genuino es amar a otros como Dios ama. Pablo indica que el amor es el mejor camino, porque el amor cristiano siempre se identifica por, por el deseo de buscar siempre el bien ajeno.

 

 

II:- CARACTERÍSTICAS DE AGAPE (AMOR) 1ª Corintios 13:4-7)

A.   El amor es sufrido, al ser paciente con las imperfecciones de la gente. Bajo las provocaciones de parte de otros. 

1)    ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? (1ª Cor. 6:7)

2)    Diversas aflicciones (  Co 1:5-6)

 

B.   El amor es benigno, activo en hacer el bien. Extiende el bien a otros. No rechaza, no excluye, ama y por ello no desprecia a nadie.

1.     Sed benignos unos con otros (Efesios 4:32)

2.     Compárense estas características del amor, con las de la “sabiduría, que es de arriba” (Santiago 3:17).

 

C.   El amor no tiene envidia; porque no es posesivo ni competitivo, sino que desea lo mejor para los demás. El término griego incluye la idea de “celo.”

1.    Que no haya entre vosotros, contiendas, envidias (2ª Corintios 12:20)

D.   No es jactancioso. El amor posee la cualidad de ocultarse, no hace ostentación de sí mismo. No presume ser el más amoroso, es discreto.

1.    Toda jactancia es mala, no hay lugar para la jactancia (Rom. 3:27; 1ª Cor. 5:6; Sant. 4:16)

 

E.   El amor no es indecoroso, no trata a otros con arrogancia; no se comporta con rudeza, sino son cortesía y buenas maneras. No es escandaloso. 

F.    El amor no busca lo suyo, al no insistir en sus derechos o demandar precedencia alguna; al contrario es generoso. No es descortés, no es desatento a las buenas costumbres y propiedades.

1)     Ninguno busque su propio bien (1ª Corintios 10:24

 

G.   El amor no se irrita; no es susceptible, no es grosero ni hostil, sino que en los momentos difíciles mantiene la compostura. (Proverbios 10:12; 1ª  Pedro 4:8). El amor es indulgente con las caídas de otros, y está dispuesto a dar a dichas caídas una interpretación caritativa. El amor, lejos de inventar males contra otros, excusa “el mal” que otro le hace. (Mateo 5:22) No enojarse contra su hermano.

 

H.   El amor no guarda rencor; no lleva la cuenta de los males que ha sufrido, sino que borra el resentimiento. (Amós 1:11) ¡Ha guardado rencor!

 

I.      El amor se goza de la verdad—No se goza de la iniquidad (injusticia) por parte de otros (Génesis 9:22, 23), sino que se regocija cuando la verdad triunfa; simpatiza con ella en sus victorias (2ª  Juan 4).

 

1.     Compárese lo opuesto (2ª  Timoteo 3:8): “resisten a la verdad.” Así pues, “la verdad” y “la injusticia” son comparadas en este pasaje (Romanos 2:8). El término “verdad” se refiere a la verdad del evangelio, aliada inseparable del amor (Efesios 4:15; 3 Juan 12).

2.     La caridad falsa, que compromete a “la verdad” al encubrir la “iniquidad” o la injusticia, es por tanto condenada (Proverbios 17:15).

 

J.    El amor no se goza de la injusticia, no se alegra del infortunio ajeno, ni difunde rumores maliciosos.

K.   El amor todo lo sufre, al defender y sostener a otros. Sin mencionar lo que tiene que soportar.

1.     Aquí se usa el mismo verbo griego que se usó en el cap. 9:12. Sufre sin revelar al mundo su personal tribulación.

2.     Literalmente, esta figura describe el hecho de mantener herméticamente cerrado un vaso: así el hombre caritativo guarda silencio y no da salida a aquello que el egoísmo incitaría a publicar cuando las dificultades personales se presenten.

 

L.    El amor todo lo cree lo mejor de los demás, les acredita buenas intenciones y no es suspicaz. Sin tener sospechas de que sea contrario a la verdad. Cree todo lo que no sea palpablemente falso, todo cuanto pueda en buena conciencia creer para el crédito de otro. Comp. Santiago 3:17: 

 

M.  El amor todo lo espera, no se desanima con la gente, sino cree en su futuro. Espera aquello que sea bueno para otro, aun cuando otros hayan perdido toda esperanza.

 

N.   El amor todo lo soporta, al perseverar y permanecer leal hasta el final. Soporta las persecuciones en un espíritu paciente y amante.