“El Ancla del Alma”

(Hebreos 6:19)

 

(Sermón 22)

Texto: Heb. 6:19 Tenemos la esperanza como ancla del alma, segura y firme, y que penetra aun dentro del velo.

Lectura: Hebreos 6:13-20.

 

INTRODUCCIÓN:

  1. El “Ancla” es un instrumento que usan los marinos para detener la marcha de la embarcación. Hechos 27:29,40)
  2. Dice Barclay que, el “Ancla” en la antigüedad era un símbolo de “Esperanza”
  3. Pitágoras, un filósofo de antaño dijo: “Las riquezas son un ancla floja, y la fama más floja todavía”
  4. ¿Cuáles son las anclas que son fuertes? El escritor dice que el cristiano tiene la mejor ancla, la mejor esperanza del mundo. Consideremos:

 

I:- EL ALMA QUE BUSCA

A.    Buscando seguridad. Este lugar, este trabajo, esta casa. Un bello lugar. Aquí me gusta. Todas las cosas se derrumban finalmente. Entendemos que nada era tan seguro, ni tan estable o duradero.

B.    Jesús dijo: Buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá, pedid y se os dará (Lucas 11:9,10)  El hombre es como un niño curioso, se detiene demasiado en cosas atractivas.

1.    Siempre tiene que volver a levantar el ancla.

2.    El alma se desespera, ella no será feliz hasta encontrar lo que anhela. (Isa. 65:1) Dice Jehová: ¡Aquí estoy! ¡Aquí estoy!

II:- LA PROMESA HECHA A ABRAHAM

A.      (Génesis 22:16-18) Esta promesa ancló a Abraham, y muchos otros más. Esa grande nueve de testigos mencionados en (Heb. 12:1)

B.      Ellos buscaban, una herencia perdurable, eterna en los cielos mismos (Heb. 11:8-10,13-14,16-17)

C.      El cumplimiento de esta promesa es cristo mismo,  porque en él está la plenitud de las bendiciones (Efesios 1:22,23)

1.    Cristo es la piedra de cimiento estable (Isa. 28:16; Jer. 17:7,8)

2.    No hay otro salvador (Hechos 4:11,12) El ancla servía para salvar la tripulación, desde luego no era totalmente segura. Cristo es nuestro seguro salvador.

3.    Lo que Cristo he hecho por nosotros (Rom. 5:5-10; 8:28-38) En Cristo hay plena seguridad.

D.     Los que en el pasado anclaron sus almas en Cristo:

1.    Los tres mil de hechos. El etíope, siguió gozoso su camino (Hech. 8:39) El carcelero de Filipos (Hech. 16:34) Se regocijó de haber creído en Dios. Ellos encontraron lo que buscaban. Dejaron de buscar.

2.    Pablo dijo: Para mi el vivir es Cristo

 

III:- CRISTO EL ANCLA DE NUESTRA ALMA.

A.    “Los apóstoles”. Señor, a quién iremos, si tan sólo tú tienes lo que buscamos. (Juan 6:68,69)

B.    Jesús es:

1.    Camino, Luz, guía, senda.

2.    Es pan, agua, escudo, protección, cuidado.

C.    Esa nube de testigos de (Heb. 12:1) Dicen, nosotros anclamos nuestras vidas en esta promesa. No fuimos defraudados de modo alguno. La ciudad celestial es ya nuestra, sólo esperamos entrar en ella.

D.    Aparte de Cristo:

E.     Es una cosa gloriosa ser cristianos. El privilegio más exaltado que mortal alguno pueda tener, es andar por la vida mano a mano con Cristo como salvador y Guía. Esta relación personal de cada uno de nosotros para con Cristo, es una de las cosas íntimas de la vida.

 

CONCLUSIÓN:

A.  Es hermoso encontrar una razón por la cual ya no es necesario seguir buscando. Porque se tiene lo que se anhelaba en la vida.

 

cisnerosme@yahoo.com.mx  httP://henrycis.net