VIENE EL AÑO NUEVO

 

(Sermón  11)

 

Introducción:

  1. Faltan sólo unas horas y el año presente se acabará PARA SIEMPRE. Lo que hemos hecho o dicho ya no tiene vuelta atrás. Si hicimos el bien, nos bendecirá, si hicimos lo malo, nos castigará. Si este fuera el caso de alguno de nosotros, pidamos perdón a Dios ya mismo.
  2. Bien dijo el salmista, “ . . . ayúdanos a contar nuestros días” (Salmos 90:1-12).
  3. Nuestra vida es como un vapor (Santiago 4:14); como la hierba (1ª  Pedro 1:24). Comparado con la eternidad, así es. Pero la vida del hombre que es como la neblina o la fragilidad de una flor, ciertamente es suficiente para realizar nuestra vida terrenal.

 

1. LAS COSAS QUE PASARON...

  1. Viendo atrás, podemos ver mucho de bueno--(Salmos 27:13-14).
    1. Seguramente vimos muchas cosas malas y tristes ¿Qué sería de nosotros si no viéramos el bien?
    2. Pero hemos visto durante el año presente nuevos hogares formados, niños nacidos. Pero sobretodo, hemos visto nuevos hermanos espirituales nacidos en el Reino de Dios.
  2. Hemos visto el fruto del Espíritu obrando en varios hermanos queridos (Gálatas 5:22, 23). Por esto damos gracias al Padre.
  3. Para algunos este año será uno para recordar.
  4. Quizás para otros, NO TAN AGRADABLE. Sentirán que ha sido un año que no supimos aprovechar debidamente. En cierto sentido todos sentimos un poquito de esto:
  5. Encontramos sabiduría en todas las cosas que Dios hizo y aún en como las hizo. Una de esas cosas es LA DIVISION DEL TIEMPO. La noche, el día, la mañana la tarde

 

II. BUEN TIEMPO PARA HACER CUENTAS:

  1. Los hombres de negocio hacen cuentas en este tiempo.
  2. Pablo hizo cuentas (Filipenses 3:3-14).
    1. Perdió mucho materialmente para ganar a Cristo.
    2. Estaba dispuesto a sufrir (v. 10) y aún a morir (Hechos 21:10-14) por el Señor.
    3. Sin embargo, no se consideraba perfecto (vv. 12-14).
  1. Debemos pues, CADA UNO examinarnos (2ª  Cor. 13:5), para ver si estamos en la fe; con el fin de.
    1. Reconocer nuestras faltas
    2. Poner metas para alcanzar durante el año venidero.

 

III. PROSIGAMOS LA META:

  1. Dios nos concede ahora un año nuevo, puro, fresco. Vamos a aprovecharlo bien
  2. Hemos alcanzado muchas metas en el año que está por pasar en la iglesia del Señor. Sigamos creciendo.
  3. Hagamos resoluciones para el Señor. Hermanos, la fuerza de la iglesia depende de la fuerza espiritual de cada uno de sus miembros.
    1. Vamos a estudiar la Biblia con más diligencia.
    2. Vamos a estar más en contacto con Dios en oración.
    3. Vamos a ser más fieles en la asistencia y en el dar más a la causa del Señor.
    4. Vamos a esforzarnos por ser más considerados los unos para con los otros y sigamos en aprender la lección de trabajar mejor los unos con los otros.
    5. Vamos a tener un amor más ferviente para con nuestro Padre, Su Palabra y para con nuestros semejantes.
  4. HAGAMOS, HERMANOS, DEL AÑO ENTRANTE EL MEJOR AÑO HASTA LA FECHA PARA LA IGLESIA DE CRISTO EN LA CIUDAD EN DONDE ESTEMOS. YO SE QUE PODE MOS: TENEMOS EL MATERIAL COMO PARA HACERLO. ASI ES QUE ESTA EN NOSOTROS, SABEMOS QUE EL SEÑOR ASI LO QUIERE. PROSIGAMOS A LA META.

 

Vino a mi escritorio con su labio temblando,

La lección estaba terminada.

“Querido maestro”, dijo el niño, “quiero una Nueva hoja.

Esta está manchada y sucia.”

En lugar de la hoja tan manchada y sucia,

Le di una nueva, limpia y sin mancha.

Y al sonreírme en sus tristes ojitos, le dije,

“Haz mejor ahora, mi niño.”

Fui al Trono con mi alma temblando

El año viejo había pasado.

“Querido Dios, ¿tienes un nuevo año para mí?

Ya arruiné éste.”

Quitó el viejo año, sucio y manchado,

Y me dio uno nuevo, limpio y sin mancha,

Y a mi triste corazón sonrió,

“Haz mejor, mi hijo.”