¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE SERVIR A DIOS?

(JOB 4-12)

(Sermón 100)

 

Introducción:

A.    ¿Serán castigo de Dios las tribulaciones que Sufrimos?. Para los tres amigos de Job, la respuesta a esta pregunta era un rotundo sí, pues pensaban que los problemas de éste se debían a su falta de fidelidad a Dios.

B.    Hallaban incongruente que un hombre tan entregado a Dios que es amoroso y santo, estuviera pasando por un sufrimiento de tal magnitud. Pensaban que si Job hubiese sido completamente leal a Dios, éste no habría permitido que le ocurrieran tan graves problemas.

I:- LAS EXHORTACIONES DE LOS “AMIGOS” DE JOB

A.    Amonestación de Elifaz y respuesta de Job (4-7). Elifaz reprendió a Job por no seguir el mismo consejo que él había dado a otros cuando éstos tenían problemas (4:3-6) Luego le preguntó a Job: “Recapacita ahora: ¿Qué inocente se ha perdido? Y ¿En dónde han sido destruidos los rectos? (4:7). Y añadió: “Como yo he visto, los que aran iniquidad y siembran injuria, la siegan” (4:8). A pesar de las explicaciones, Job no comprendía por qué le habían sucedido tales cosas, pues él no creía haber vivido del modo que Elifaz le había dicho. Job insiste se le muestre en que ha sido su error (6:24)

B.    El consejo de Bildad y la repuesta de Job (8-10).  Bildad tampoco sirvió de ayuda. Este también opinaba que los problemas de Job eran señal de que estaba recibiendo castigo por  algún pecado. Dio da entender que si Job fuera verdaderamente justo, Dios le hubiera escuchado cuando le llamó. El hecho de que Dios no le respondía era para Bildad una prueba, de que Job había hecho algo tan terrible que Dios se había apartado de él. Dejó entrever que Job se había olvidado de Dos (8:13) “He aquí,  Dios no aborrece al perfecto, ni apoya lo malo de los malignos” (8:20). Según lo que Bildad pensaba, lo que Job debió haber hecho estaba lejos de la perfección, pues, de lo contrario, tales cosas no le hubieran sucedido. Apremió a Job a confiar en Dios. Le dijo que todo el que se olvida de Dios es como el que ha puesto su confianza en algo tan frágil como la tela de araña (8:14-15). Para Job el poder de Dios era demasiado maravilloso como para merecerlo el hombre. ¿Acaso está obligado Dios, con toda su grandeza, a fijarse en los problemas de un simple mortal? A su modo de verlo, aun siendo perfecto, él no sería digno que Dios  le prestara atención. Se daba cuenta de que no había un solo hombre que pudiera considerarse verdaderamente bueno delante de los ojos de Dios.

1.      La descripción que hace Bildad, de la grandeza de Dios, es una de las más sublimes que se encuentran en las Escrituras (8:2-22)

2.      Pero Job seguía confundido, él sabía que no era perfecto, pero tampoco era culpable de la clase de iniquidad de la que le acusaban sus amigos.

 

C.    La acusación de Zofar y la respuesta de Job (11-12).  Zofar, con sus acusaciones, fue más cruel de lo que habían sido los otros dos amigos de Job. Esto fue lo que le preguntó: ¿Y el hombre que habla mucho será justificado? ¿Harás escarnio y no habrá quien te avergüence?. Deseaba que Dios hablara y le hiciera ver a Job su pecaminosidad. Dijo que Dios le había castigado menos de lo que merecía (11:6) Afirmaba que Dios era todopoderoso—tan grande que a él no se le podía hallar mediante una simple búsqueda. Un Dios tan grandioso debía saber lo que estaba haciendo.

1.    Si afligía a un hombre era porque aluna causa había para ello.

2.    Insistía en que si Job se volvía a Dios, éste le aliviaría de su desgracia.

3.    Job responde a Zofar con cierto sarcasmo (12:2) “Ciertamente vosotros Cis el pueblo, y con vosotros morirá la sabiduría”. Job sabía que alguna verdad había en lo que estos hombres decían, pero, no estaban siendo justos con él. Estos amigos no estaban diciendo nada a Job que él no supiera (12:7-10) Job reconocía que todas las cosas estaban en las manos de Dios.

 

II:- ¿ES EL SUFRIMIENTO UN CASTIGO?

A.    ¿Estaban en lo correcto los tres amigos de Job? ¿Estaba él sufriendo por algo malo que había hecho? ¿Será castigo por el pecado un sufrimiento tan severo como el de Job? ¿Si es así, entonces porqué no sufren más los inicuos que los Justos?.

B.    En cierto sentido, todo sufrimiento es resultado del pecado. Adán y Eva experimentaron un gran sufrimiento como consecuencia de su pecado (Génesis 3)

1.    Esto no significa que nuestros momentos de sufrimiento y tribulación  vengan como consecuencia directa de algún pecado.

2.    Algunas veces somos nosotros mismos quienes nos buscamos los problemas. Cuando quebramos las leyes de Dios, sufrimos las consecuencias. Esto es cierto en la naturaleza y en la esfera de lo espiritual. Gravedad, fuego, agua, etc. Jonás sufrió por desobedecer a Dios (Jonás 1; 2). Israel fue derrotado a por Aí a causa del pecado oculto que había en el pueblo (Josué 7:11-12).

3.    Otras veces, los problemas nos sobrevienen a causa de otras personas. La muerte de Abel fue causada por el pecado de su hermano Caín. (Génesis 4) A veces nos preguntamos ¿No podía Dios impedir esto? ¿Por qué no lo hace?

4.    En los propósitos divinos, los problemas pueden sobrevenirnos, con el fin de que otros puedan recibir ayuda. José en Egipto, sufrió mucho (Génesis 37-50)

a)    Jesús sufrió para ayudarnos y salvarnos.

b)    Pablo fue objeto de muchos escarnios a causa del evangelio (2 Cor. 7-18)

c)     Pedro nos dice ( 1 Pedro 4:16)

d)    Dios al que ama disciplina (Hebreos 12:6). Con el fin de que participemos de su santidad (hebreos 12:10). La disciplina trae frutos (5:17)

 

III:- LA UNIVERSALIDAD DE LOS PROBLEMAS

A.    No hay nadie exento de problemas. (Job 14:1)

B.    Dios no exime a nadie de los problemas, pero nos capacita para que les hagamos frente, dándonos un espíritu de poder (2ª Timoteo 1:7) Nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo (1ª Cor. 15:57) Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece (Fil. 4:13).

C.    Nuestro servicio a Dios nos libra de todos los problemas, ¡falso! Era el modo de pensar de los amigos de Job.

1.    Elifaz decía que si Job volvía a Dios, todo iría bien (5:8,17-27)

2.    Sofar alegaba que el hombre justo tenía derecho de recibir sólo bienestar (11:15-19).

3.    Los justos también sufren: El caso de Job. (1ª Pedro 2:20). A moisés el escoger seguir a Dios le trajo mucho dolor y sufrimiento (Hebreos 11:25)

 

IV:- RAZONES PARA SERVIRLE A DIOS

A.    La pregunta que el libro de Job responde es ¿Cuál es el propósito de servir a Dios?.

B.    Satanás creía que Job servía a Dios porque éste le había llenado de bendiciones. Dios se dispuso demostrarle que Job le servía porque le amaba.

1.    ¿Servimos a Dios porque le amamos o es tan sólo porque recibimos  sus bendiciones?

2.    Si le servimos pensando en que al hacerlo estaremos libres de problemas,  nos vamos a desilusionar.

C.    La  pregunta correcta no es ¿porqué sufre la gente? Tod la gente sufre. Las tribulaciones son inevitables.

1.    Dios nos ayuda en nuestras tribulaciones, pero no las elimina de nuestra vida. De Hecho al servir a Dios, estaremos enfrentando tribulaciones que antes no teníamos en nuestra vida.

2.    Dios puede cambiar el modo de cómo vemos los problemas.

3.    Puede ayudarnos a ejercer control sobre nuestro entorno en lugar de dejar que el entorno ejerza control sobre nosotros.

4.    Debemos aprender a amar a Dios y servirle por lo que él es, no por lo que él haga por nosotros.

5.    El servicio a Dios tiene sus recompensas y bendiciones; pero si le estamos sirviendo sólo por lo que obtenemos de ello, no seremos capaces de distinguir las reales bendiciones cuando lleguen. (Hechos 20:35)

 

CONCLUSIÓN:

A.    Debemos aprender a servir a Dios con el fin de hacer el bien, no con el fin de recibir bienes.

B.    Debemos querer ser buenos, no para que se nos haga el bien. El más grande gozo de la vida piadosa es a menudo el gozo de hallar victoria en las tribulaciones, de vencer un obstáculo, de ayudarle al otro a través de las lágrimas de la desesperanza cuando lloramos con este y nos consolamos con él hasta que esas lágrimas se sequen y la esperanza se habrá paso entre los nubarrones. FIN. 

cisnerosme@yahoo.com.mx   http://henrycis.net