“Y LOS NUEVE, ¿DONDE ESTAN?

LUCAS 17 : 11-19

INTRODUCCION:

 

A.    Entre las finas gracias que adornan el carácter humano, la gracia mas hermosa es la GRATITUD. Y por otro lado la mas repulsiva es la INGRATUTUD.

B.     La limpieza que hizo Jesús en estos diez leprosos y el resultado de ella nos enseña el peligro de la ingratitud.

C.     Vamos a preguntarnos: ¿En cual lado nos colocaría nuestro salvador? ¿Y los nueve donde están? ...

 

I.- LOS DIEZ LEPROSOS SALVADOS.

A.    Su enfermedad, repulsiva e incurable por el hombre.

1.      Debían permanecer alejados.

2.      Representa el pecado. Isa. 59:1-2.

3.      Muy a menudo leprosos juntos por simpatía (misma desgracia).

B.     Diez de ellos conocen a Jesús y claman por misericordia.

1.      El podía limpiarlos. Heb. 7:25.

2.      Fueron limpios como ellos querían

3.      Esto fue una severa prueba de su fe.

a.       ¿En que momento? ¿A que hora? ¿Sucederá? ...

C.     Los resultados.

1.      Uno mostró gratitud 10%

2.      Nueve indiferentes 90%

3.      La gran pregunta de Jesús fue: ¿Qué no fueron diez los limpios? Y los nueve ¿Dónde están? NOTEMOS:

a)      Tenían la misma enfermedad.

a)      Muy lejos de ser limpiados.

b)      Vinieron a la misma persona.

c)      Clamaron por la misma cosa, misericordia.

d)     A todos se les dijo lo mismo: VE.

e)      Recibieron la misma bendición.

f)       ¡Sólo uno, el menos esperado, un Samaritano!

 

II.- DE QUE DEBEMOS ESTAR AGRADECIDOS:

    A. Que nuestros nombres están escritos en el cielo. Luc. 10:20.

    B. Por todas las cosas. Efes. 5:20.

D.    De la salvación. Romanos 6:17-18

E.     Dios mandando a su hijo, Juan 3:16 ; Romanos 5:8 ; Hebreos 2:19.

F.      Por las cosas temporales. Col. 2:6-7; Fil. 4:19.

1.      Comida diaria. 1ª  Tes. 4:3-5.

2.      Ejemplo de Jesús. Marcos 8:6.

G.  Todas nuestras “GRACIAS” deben ser dirigidas a Dios mediante Cristo       

      Jesús.  Col. 3:

1.      La ingratitud priva de muchas cosas.

 

CONCLUSIÓN:

  1. Resultados de la ingratitud. Romanos 1:21.
  2. La gratitud debe ser expresada no solo mediante la oración, sino también en hechos y palabras.
  3. Si alguien toca a tu puerta, y ese alguien es JESUS, ¡abre tu corazón!   ¡déjale entrar!.