LA MÚSICA INSTRUMENTAL (Lecc- 13)

Sana doctrina tomo  III

“No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, 19 hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones” (Ef. 5:18,19). “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales” (Col. 3:16). Se nos manda cantar, pero nadie que toque un instrumento puede leer un pasaje que le mande tocar. No se resuelve ningún problema hasta que esté resuelto bien, y no se resuelve bien hasta que sea resuelto según autoridad propia. La autoridad propia para resolver toda cuestión religiosa hoy es el Nuevo Testamento. No es asunto de opinión mía o suya, del gusto mío o del suyo, sino de qué enseña el Nuevo Testamento.

La iglesia, institución neo-testamentaria:

La iglesia, institución del Nuevo Testamento; es de Cristo, y no de Moisés; por eso tiene qué mirar a Cristo por la ley que ha de guiarle en su obra y culto. Se levantó en días primitivos mucha confusión sobre el esfuerzo de algunos judíos de atar sobre la iglesia las ordenanzas de la ley de Moisés (Hechos 15; Gál. 2:11, 21). Estos judaizantes llegaron a ser una secta desenfrenada llamada los ebionitas. Se ha convertido en secta todo esfuerzo de atar sobre los cristianos la ley de Moisés, o alguna parte de ella, y el partido que usa el órgano no es excepción.

Los instrumentos prohibidos:

EXCLUSIVA E INCLUSIVA. Una ley, o mandamiento, es tanto inclusiva y exclusiva. Incluye todas las      cosas mandadas, y excluye todas las cosas no mencionadas.

LA CENA DEL SEÑOR. Al instituir la cena del Señor, el Salvador nombró los elementos que usar y, por hacerlo así, quedó excluida toda otra cosa. No tiene nadie derecho de añadir algún plato favorito de él, basando su argumento en que no hay mandamiento específico prohibiéndolo. El mandamiento de bautizar a creyentes (Marcos 16:15,16) excluye el bautismo de incrédulos, y todo el mundo concuerda en esto. El mandamiento de cantar excluye otra clase de música, exactamente como el mandamiento de bautizar a creyentes excluye el bautismo de incrédulos.

TÉRMINOS GENÉRICOS Y ESPECÍFICOS. “Ir” es término genérico. Si uno va en carro o a pie, está obedeciendo el mandamiento de “ir” (Mat. 28:19). “Ir a pie” es término específico. Si hubiera dicho el Señor “id a pie y predicad el evangelio”, hubiera sido pecado ir en automóvil”. “Música” es término genérico. Si nos hubiera mandado el Señor hacer música, le habríamos podido obedecer en cantar o en hacer música con cualquier clase de instrumento; pero nos mandó cantar, y ése es término específico. No podemos obedecer ese término tocando algún instrumento. Por lo tanto, el que está tocando un instrumento no está obedeciendo el mandamiento de cantar. No se halla autoridad de tocar el instrumento en el pasaje que nos manda cantar, y él que toca instrumento tiene qué hallar mandamiento para eso en algún otro pasaje o voluntariamente usarlo en contra de autoridad.

CONVENIENTE. Con los que favorecen la música instrumental, la palabra “conveniente” es muy popular, pero en usar la palabra se olvidan de su significado. Conveniente - una cosa apta o idónea para algo; facilita el hacer de lo requerido. La música instrumental no puede ser conveniente, porque no facilita nada el cantar; es una clase de música enteramente diferente. Es conveniente un himnario, porque el cantar requiere palabras y melodía, y el himnario ayuda para que se sepan las palabras y la melodía. La música instrumental puede cubrir algo de la discordancia de los que están cantando, pero no la elimina. La idea esencial en el cantar según mandado por Pablo es la de enseñar, amonestar, y hacer melodía en el corazón. La música instrumental no ayuda nada en enseñar y amonestar el uno al otro; al contrario, por causa de su volumen mayor de sonido, es un impedimento positivo a la enseñanza, porque frecuentemente la gente no puede entender las palabras a causa de ella; tampoco ayuda a uno a hacer melodía en su corazón. Si uno quiere hacer ruido, es conveniente; si obedecer a Pablo, impedimento.

Adiciones a la adoración:

“Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás” (Deut. 12:32).

NADAB Y ABIÚ. (LEV. 10:1-7) Éstos eran sacerdotes, y les tocaba hacer las cosas mandadas para el culto en el tabernáculo, con las cuales cumplieron, hasta donde hay informes, en esta ocasión particular; cuando menos, no se les carga de no haber cumplido. Su pecado consistió en añadir a las cosas requeridas. “Ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó. Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová”. Ésta fue una adoración mezclada; añadieron a lo mandado por Jehová. Este acontecimiento se ha escrito para amonestarnos a nosotros (1 Cor. 10:11). Dios nos manda cantar; que nadie le añada a esto, no sea que venga un mayor castigo (Heb. 10:28, 29).

CAÍN Y ABEL (GEN. 4:1-8). Abel ofreció el sacrificio que mandó Dios, y fue aprobado. Caín ofreció un substituto de su propia elección, y Dios rehusó aceptarlo. Dios no aceptará adoración que él no haya prescrito. Dios nos manda cantar. El que toca instrumento de viento en la adoración ofrece un substituto de su propia elección; y, puesto que no puede tocar el clarín y al mismo tiempo cantar, no solamente substituye sino que rehusa hacer lo que Dios manda, y la congregación que le ordena esa obra participa con él en el pecado.

LA ENSEÑANZA DEL NUEVO TESTAMENTO. Dios quiere que sea el Nuevo Testamento la guía completa para las iglesias. “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apoc. 3:13). Los cristianos primitivos buscaban a la inspiración para recibir dirección. Ni siquiera Cristo, estando en la tierra, presumía hacer su propia voluntad. “No busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Juan 5:30). Aun en su enseñanza no hablaba sus propias palabras: “Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar” (Juan 12:49). En esto, como también en otros particulares, nos dejó ejemplo para que sigamos sus pisadas (1 Ped. 2:21). Que no confíe nadie en su propia sabiduría respecto a la adoración. La sabiduría del hombre es locura a Dios (1 Cor. 1:20). Hay camino de la verdad (2 Ped. 2:2), y la verdad es el evangelio (Ef. 1:13). No anda en este camino de la verdad el que practica cosas que no se encuentran en el evangelio. La música instrumental no es parte del evangelio, no pertenece al camino de la verdad, y nadie puede practicarla y al mismo tiempo andar en el camino de la verdad. La música instrumental descansa sobre la sabiduría del hombre y es locura para Dios. “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte” (Prov. 14:12). Si la música instrumental fuera parte del Nuevo Testamento, alguien hallaría mandamiento para ella, o ejemplo de haber sido usada por hombres inspirados. No se ha hallado tal mandamiento ni tal ejemplo. No obstante, algunos insistirán en tenerla. Faltando autoridad neotestamentaria para ella, se puede decir con seguridad que nunca fue introducida la música instrumental en la iglesia para agradar a Dios. La queremos; la tendremos; y entonces, a ver si no podemos hallar excusa para su uso. Este es el modo de obrar de toda innovación.

TODAS LAS COSAS PERTENECIENTES A LA VIDA Y LA PIEDAD. “Así como su divino poder nos ha dado todas las cosas pertenecientes a la vida y la piedad, por medio del conocimiento de aquel que nos ha llamado por su propia gloria y poder” (2 Ped. 1:3 Versión Moderna). No tenemos solamente todas las cosas esenciales a la vida y la piedad, sino que también todas las cosas que pertenecen a la vida y la piedad. Todas estas cosas nos vienen “por medio del conocimiento de aquel que nos ha llamado”. Dice Pedro que hayamos de crecer en el conocimiento de Cristo (2 Ped. 3:18). No podemos crecer en lo que sabe él, pero sí podemos crecer en nuestro conocimiento de él, y el conocimiento que tenemos concerniente a él se halla en el Nuevo Testamento. Por eso el Nuevo Testamento nos informa no solamente de las cosas esenciales a la vida y la piedad, sino también de todas las cosas que pertenecen a la vida y la piedad. Por lo tanto, una cosa no hallada en el Nuevo Testamento no tiene nada qué ver en ningún sentido con la vida y la piedad. Como consecuencia, tendrá qué pertenecer a la muerte y la impiedad. Esto nos ayuda comprender la fuerza de lo siguiente: ¿Cualquiera que se rebela, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios” (2 Juan 9).Si se puede hallar la música instrumental en el Nuevo Testamento, pertenece luego a la vida y la piedad; pero no se puede hallar en el Nuevo Testamento, y por eso pertenece a la muerte y la impiedad. El que añade la música instrumental al culto de la iglesia no persevera en la doctrina de Cristo y no tiene a Dios. Lo que no es de fe. “Todo lo que no es de fe, es pecado” (Rom. 14:23). La fe es por oír la Palabra de Dios (Rom. 10:17). Si la Palabra no enseña cierta cosa, no es de fe; por lo tanto tiene que ser pecado. Esto pone a la música instrumental en la clase de cosas pecaminosas, porque no enseña a nadie el Nuevo Testamento a usarla. Cuando cantamos, por fe cantamos, porque lo manda el Señor; pero no puede nadie tocar un instrumento en el culto de la iglesia por fe, porque no es mandado. Por esta razón es pecado.

HACER TODO EN EL NOMBRE DE CRISTO. “Y todo lo que hacéis, sea de palabra, o de hecho, hacerlo todo en el nombre del Señor Jesús” (Col. 3:17). No puede uno hacer una cosa en el nombre del Señor que el Señor no haya autorizada, como tampoco puede la policía hacer algo en el nombre del Estado que el Estado no le haya autorizado hacer. Antes de que pueda alguien hacer algo en el nombre del Señor o en el nombre del Estado, tiene qué haber ley que le autorice hacer esa cosa especificada. No ha dado el Señor ley en el Nuevo Testamento que autorice a la iglesia usar instrumentos; por eso, no se pueden usar en su nombre. Así es que el uso de ellos en la iglesia viola el precepto de Pablo de hacer todo en el nombre del Señor. Este precepto es prohibición contra el hacer cosa no autorizada por el Señor. Los apóstoles guiados a toda verdad. “Pero cuando viniere aquel Espíritu de verdad, el os guiar a toda verdad” (Juan 16:13). El Espíritu Santo nos guió a toda verdad, aun a lo profundo de Dios (1 Cor. 2:10), y estas cosas las revelaron a otros (1 Cor. 2:13). Mandó Pablo que otros fueran imitadores de el (Fil. 3:17) e hicieran las cosas que recibieron, oyeron y vieron en el (Fil. 4:9). “Y lo que has oído de mí entre muchos testigos, esto encarga a los hombres fieles que ser n idóneos para enseñar también a otros (2 Tim. 2:2). Los que usan la música instrumental lo hacen sin haberlo aprendido o recibido de Pablo; no son de los fieles que son mandados enseñar a otros. No son imitadores de Pablo. La adición de cosas no autorizadas en el culto muestra desprecio para con Jehová por que declara que él no sabía que incluir en el culto para hacerlo muy edificante, o que con designio rehuso dar cosa que necesitamos.

UNA AYUDA PARA EL CULTO. La Iglesia Católica usa imágenes, cuadros, crucifijos, y rosarios como ayudas para el culto. ¿Qué argumento puede hacer un protestante contra todas las invenciones y ceremonias católicas como ayudas para la adoración, mientras que hace el mismo argumento en pro de la música instrumental? El argumento no le sirve más al protestante que al católico.

NO AYUDA, SINO ADORACIÓN. La reclamación de los que favorecen la música instrumental de que la usan como ayuda para el culto no pasa de ser un subterfugio. Ellos procuran hallar autoridad para ella en el Antiguo Testamento. Seguramente, pues, la están usando exactamente como eran usadas en esos tiempos. No era usada en esos tiempos como ayuda: “Alabadle con pandero y danza; Alabadle con cuerdas y flautas. Alabadle con címbalos resonantes; Alabadle con címbalos de júbilo”(Sal. 150:4,5). Alabarle a Dios es rendirle adoración, y habían de alabarle con estos instrumentos. En muchos lugares la Iglesia Cristiana toca el instrumento mientras quo se hace la colecta, también mientras que se toma la Cena del Señor, ocasiones no acompañadas de canto. Seguramente pues no esperan ellos que les tomemos en serio cuando reclaman que la usan como ayuda para el canto.

EL ARGUMENTO BASADO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO. Los que favorecen el uso de la música instrumental procuran justificarlo, basándose en el hecho de que era usada de los judíos en su culto. Este argumento prueba más de lo que ellos quieren. Bajo el Antiguo Testamento había membresía infantil, el quemar incienso, sacrificios de animales, la observancia del séptimo día, el sábado, la pluralidad de esposas, canto también la música instrumental. Del Antiguo Testamento saca el católico el quemar incienso y la membresía infantil;
el Mormón va allí por su pluralidad de esposas; el sabatista, la observancia del séptimo día, el sábado; y los que favorecen la música instrumental forman cola yéndose al Antiguo Testamento para sacar la música instrumental.

MÚSICA INSTRUMENTAL EN LAS CASAS, ¿POR QUÉ NO EN LA ASAMBLEA? Algunos afirman que si está bien tener la música instrumental en las casas, está bien tenerla en nuestra adoración pública. Pero esto también prueba demasiado, aún para ellos. Comemos comidas completas en la casa, pero Pablo condena tal cosa como parte de la adoración (1 Cor. 11). Si uno afirmara que podemos tener en la adoración cualquier cosa de la mesa de nuestras casas, se opondrían los que favorecen la
música instrumental.

COSA MENOR. Se afirma que el órgano es cosa demasiado menor para que cause dificultades. ¿Cosa menor para quiénes? Ciertamente no es menor para el que la quiere. Para él es más importante que la paz de la congregación y la comunión de sus hermanos. La verdad es que él quiere que el que esté en contra la considere como cosa menor para que no se oponga. El órgano es solamente algo del principio. Ninguna iglesia, habiéndolo introducido, se detiene allí-todo un conjunto de instrumentos entra por la misma puerta.

EL CANTO CONGREGACIONAL:
Efesios 5:l8, l9; Colosenses 3:16 En estos pasajes vemos el mandamiento de enseñarse y amonestarse los unos a los otros con salmos, e himnos, y canciones espirituales. Esta es autoridad clara para el canto congregacional. ¿Cómo podían ellos enseñar los unos a los otros con canto a menos que estuvieran congregados? Usted tiene el privilegio de cantar solo tanto que guste, pero la enseñanza requerida según estos versículos tiene qué hacerse en la iglesia congregada, o de otra manera no podrían enseñar los unos a los otros. Esta es autoridad para el canto congregacional (véase también Mat. 26:26-30).

CULTO VOLUNTARIO:
”Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne” (Col. 2:23). Pablo acababa de preguntar a estos hermanos por qué se sometían a las doctrinas de hombres como si no hubieran muerto con Cristo y todavía fueran del mundo. Estas doctrinas explica él, tienen una reputación de sabiduría en culto voluntario. La palabra griega para “culto voluntario”, significa culto que uno prefiere, es decir, culto no de Dios, sino adoptado por nosotros. No hay ni una partícula de autoridad en el Nuevo Testamento para el uso de la música instrumental en el culto; por lo tanto, es de la voluntad de hombres

Las iglesias primitivas estaban tan abiertamente opuestas a la música instrumental que, aunque apostataron rápidamente, ninguna iglesia la usaba hasta unos setecientos años después de Cristo, y entonces fue usada primeramente en una iglesia católica.

Temas para investigación y discusión:

1. Los judaizantes y Pablo.
2. ¿La iglesia es para adoración o para diversión?
3. Gente mundana en la iglesia.
4. Las protestas de Dios contra las partidas.
5. Un camino que al hombre le parece derecho.

Preguntas:

1. Cítese de memoria Efes. 5:18,19.
2. Cítese Col. 3:16.
3. ¿Cómo se debe de resolver una cuestión religiosa?
4. ¿A quién tiene qué mirar la iglesia para autoridad? Dése el pasaje.
5. Dése un ejemplo de un esfuerzo de ligar una ley sobre la iglesia. Referencia.
6. ¿Cuáles elementos han de ser usados en la Cena del Señor? Dése referencia.
7. ¿Por cuál ley son excluidas las demás cosas?
8. ¿Dice Cristo expresamente que no se sirva pastel en la mesa del Señor?
9. ¿Cómo el mandamiento de bautizar a los creyentes excluye a los incrédulos?
10. ¿Excluye algo el mandamiento de cantar? ¿Qué?
11. ¿Cómo difieren los términos genéricos y los específicos?
12. ¿Es específico el mandamiento de cantar?
13. ¿Es específica la palabra “música?”
14. ¿Tocar un instrumento es cantar?
15. ¿Dónde en el Nuevo Testamento se da mandamiento de tocar instrumentos?
16. ¿Dónde se halla el mandamiento de cantar? Cítese.
17. ¿Qué es lo conveniente?
18. ¿Es conveniente al canto la música instrumental? ¿Por qué?
19. ¿Cuál es la idea esencial en el canto mandado?
20. ¿Ayuda el instrumento para enseñar o exhortar?
21. ¿Quiénes eran Nadab y Abiú?
22. ¿En qué consistió su pecado? Dése el pasaje.
23. ¿Por qué aceptó Dios el sacrificio de Abel? Dése referencia. Cítese.
24. ¿Por qué rechazó el sacrificio de Caín? Cítese.
25. Si uno toca clarín, ¿ofrece substituto? ¿Cómo es eso?
26. ¿Qué es una guía completa para la iglesia? Prueba.
27. Pruébese que Cristo no vino a hacer su propia voluntad. Cítense varios pasajes.
28. ¿En qué es Cristo nuestro ejemplo?
29. ¿Qué es el camino de la verdad? Prueba.
30. ¿Cómo anda uno en este camino?
31. ¿Es la música instrumental parte de este camino de la verdad? Prueba.
32. ¿Se usa para agradar a Dios?
33. ¿Nos da Dios todas las cosas que pertenecen a la vida y la piedad?
34. ¿Qué significa la frase “conocimiento de él”? 2 Ped. 1:3.
35. ¿Dónde se halla este conocimiento? Prueba.
36. ¿Se halla la música instrumental en el Nuevo Testamento?
37. ¿Quién no tiene a Dios? Cítese 2 Juan 9.
38. ¿Cómo perseveramos en la doctrina?
39. ¿Por qué viene la fe? Cítese el pasaje.
40. ¿Es de fe la música instrumental? ¿Por qué?
41. ¿Es pecado usarla? ¿Por qué?
42. ¿Qué significa la frase “en el nombre de Cristo?” Dése ilustración.
43. ¿Se nos permite usar la música instrumental en la casa del Señor?
44. Cítese el pasaje que prueba que el Espíritu Santo guió a los apóstoles a toda la verdad.
45. ¿Hay ejemplo de los apóstoles usando música instrumental?
46. ¿Los imitamos al usarla?
47. ¿Qué cosas usan los católicos como ayudas para el culto?
48. ¿Se usaba como ayuda la música instrumental en el Antiguo Testamento? Prueba.
49. ¿Es el Antiguo Testamento autoridad para el uso de la música instrumental en la iglesia?
50. ¿Qué sacan del Antiguo Testamento los sabatistas?
51. ¿Qué sacan del Antiguo Testamento los mormones?
52. ¿Qué sacan del Antiguo Testamento los católicos?
53. Muéstrese que nos es permitido tener cosas en la casa que son ilícitas en el culto.
54. ¿Es el órgano de “importancia menor”?
55. ¿Dónde se halla autoridad para el canto congregacional?
56. ¿Cuál es el objeto de cantar?
57. ¿Qué es culto voluntario?
58. ¿Qué son las doctrinas de hombres? Dése referencia. Cite.
59. ¿Cómo es la música instrumental prueba de culto voluntario?
60. ¿Cuándo después de Cristo fue usada en la iglesia la música instrumental?
61. ¿Por quiénes fue usada?

FIN

.