Lamento de Jesús sobre Jerusalén
(Lc. 13.34–35)
37¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste! 38He aquí vuestra casa os es dejada desierta. 39Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor.
23.39: Sal. 118.26. (Mateo 23:37-39)
1.  Ver como Jesús veía
2.  Sentir como Jesús sentía
3.  Pensar como Jesús pensaba
4.  Dar como Jesús daba
5.  Actuar como Jesús actuaba
6.  Hablar como Jesús hablaba
7.  Predicar como Jesús predicaba
8.  Llorar como Jesús lloraba
9.  Orar como Jesús oraba
10. Discipular como Jesús discipulaba
11. Perdonar como Jesús perdonaba
12. Amar como Jesús amaba
13. Sufrir como Jesús sufría
14: Servir como Jesús servía
15. Regocijarse como Jesús se regocijaba

 

A INICIO