HIJOS, OBEDECED A VUESTROS PADRE8”

Colosenses 3:20

 

 

 

I. “Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor (Colosenses 3:20).

A.   “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo” (Efe. 6:1).

1.   “Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no desprecies la dirección de tu madre; porque adorno de gracia serán a tu cabeza, y collares a tu cuello” (Proverbios 1:8-9).

2.   “El hijo sabio alegra al padre; mas el hombre necio menosprecie a su madre” (Proverbios 15:20).

3.   “Oye a tu padre, a aquel que te engendró; y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies” (Proverbios 23:22).

B.  “Honra a tu padre y a tu madre… pera que te vaya bien, y seas da larga vida sobre la tierra” (Efesios 6:2-3).

1.   “Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos… y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres” (Lucas 2:41-52).

2.   “Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, y no dejes la enseñanza de tu madre” (Proverbios 6:20).

3.   “Al que maldice a su padre o a su madre, se le apagar su lámpara en obscuridad tenebrosa” (Proverbios 20:20).

4.   “Pero si alguna viuda tiene hijos, o nietos, aprendan estos primero a ser piadosos para con su propia familia, y a recompensar a sus padres; porque esto es lo bueno y agradable delante de Dios” (1ª Timoteo 5:4).

5.   “Alégrense tu padre y tu madre, y goce se la que te dio a luz” (Prov. 23:25).

 

II. “Acuérdate de tu creador en los días de tu juventud…” (Ec1esiastes 11:9-12:1).

A.   “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y el endereza tus veredas” (Proverbios 3:5-6).

B.  Consejos para el evangelista Timoteo:

1.   “Huye de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor, y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor” (2ª  Timoteo 2:22).

2.   “Ninguno tenga en poco tu juventud, si no se ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe, y pureza” (1ª  Timoteo 4:12).

C.  “¿Con qué limpiar el joven su camino? Con guardar tu palabra” (Salmo 119:9).

1.   “Lámpara as a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino” (Salmo 119:105).

2.   “Hablar mi lengua tus dichos, porque todos tus mandamientos son justicia” (Salmo 119:172).

D.  “Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre” (Eclesiastés 12:13).