“LA MUJER RESPETE A SU MARIDO”

Efesios 5:23

 

 

 

 

I. “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor” (Efesios 5:22).

A.   “Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor” (Colosenses 3:18).

1.   “… porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y el es su Salvador” (Efesios 5:23).

2.   “Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo” (Efesios 5:24).

a.    Deben estar sujetas a sus maridos de la misma manera en que los maridos están sujetos a Cristo (1ª  Corintios 11:3).

b.   No están sujetas en el sentido de que sean inferiores (Gálatas 3:26- 28).

B.  Las casadas deben mantener una “… conducta casta y respetuosa” (1ª  Pedro 3:1,2).

1.   “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos. . .“ (1ª  Pedro 3:3).

2.   El atavío de las casadas debe ser mas bien “… el interno, el de un espíritu afable y apacible, que es de gran de estima delante de Dios” (1ª  Pedro 3:4-6)

C.  Las casadas deben “… amar a sus marides y a sus hijos…” (Tito 2:4).

1.   Deben ser “… prudentes, castas, cuidadosas de su casa…” (Tito 2:5).

2.   Deben ser “… buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada” (Tito 2:5).

 

II. “… y la mujer respete a su marido” (Efesios 5:33).

A.   “Las mujeres deben estar “… sujetas a sus maridos, como Sara obedecía a Abraham llamándole señor: de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien”.  (1ª  Pedro 3:5,6).

B.  “El corazón de su marido está en ella con fiado…” (Proverbios 31:11).

1.   “Le da ella bien y no mal todos los días de su vida” (Proverbios 31:12).

2.   “Y su marido también la alaba…” (Proverbios 31:28,29).

C.  Para ser puesta en la lista de la iglesia una viuda cristiana tenía que.

1.   Ser “… esposa de un solo marido…” (1ª  Timoteo 5:9).

2.   Haber “… practicado toda buena obra” (1ª  Timoteo 5:10).

D.  “Quiero, pues, que las viudas jóvenes se casen, críen hijos, gobiernen su casa (1ª  Timoteo 5:14).