“LO QUE DIOS JUNTO, NO LO APARTE EL HOMBRE”

Mateo 19:6

 

 

 

 

 

I. “Por tanto, lo que Dios juntó. . .” (Mateo 19:6; Marcos 10:9).

A.   “Por esto dejar el hambre a su padre y a su madre, y se unir a su mujer, y los dos serán una sola carne; así que no son ya ms dos, sino uno” (Marcos 10:7-8; Mateo 19:4-6).

B.  El matrimonio es más que una relación legal. Implica el amor, la confianza y la interdependencia.

1.   “El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida...” (Efesios 5:28,29).

2.   “Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo” (Efesios 5:33).

3.   “. . . y la mujer respete a su marido” (Efesios 5:33).

C.  El matrimonio debe ser permanente.

1.   “Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras este vive…” (Romanos 7:2).

2.   “… pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, can tal que sea en el Señor” (1ª  Corintios 7:39).

 

II. “… no lo separe el hombre” (Mateo 19:6; Marcos 10:9). Hay un contraste entre la Ley de Moisés y la enseñanza de Cristo.

A.   “También fue dicho: Cualquiera que repu die a su mujer, dele carta de divorcio” (Mateo 5:31; Deut. 24:1-4) “…mas al principio no fue así” (Mateo 19: 8)

B.  “Moisés permitió dar carta de divorcio, repudiarla… Por la dureza de vuestra corazón os escribió este mandamiento” (Marcos 10:4-5)

C.  “Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio” (Mateo 5:32).

D.  “Cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa can otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera” (Mateo 19:9).

 

III. El Señor dejó unas enseñanzas por medio del apóstol Pablo.

A.   “Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer” (1ª  Corintios 7:10-13)

B.  “… pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido… de tal manera que si se uniere a otro marido, no ser adúltera.