NO COMETERASA DULTERIO

 

(Éxodo  20:14)

 

 

Introducción:

  1. Entre otros muchos males que marcan a la sociedad contemporánea es la tremenda obsesión por el sexo.
  2. Los sistemas de gobierno estimulan permitiendo toda clase de anuncios televisivos con imágenes eróticas envilecedoras, que los seudo moralistas  llaman “la nueva moralidad”

 

I:- DIOS CREÓ EL SEXO

A.     Varón y hembra los hizo (Mateo 3:16)

B.     Les dio la capacidad procreadora ( Génesis 3:16; 4:1,2)

C.     Les dio orden de multiplicarse ( Génesis 8:17)

 

II:- DIOS REGULÓ LA SOCIEDAD POR MEDIO DEL MATRIMONIO (Génesis 2:23,24)

A.     La ley moral, ha sido puesta por Dios en el corazón del hombre. Tenemos la palabra escrita, la cual con toda claridad regula la vivencia social (2 Timoteo 3:16,17)

B.     El verdadero amor es la fuerza reguladora que evita el acto criminal del adulterio (Efesios 5:25-33)

1.      Jesús dijo: “Mas yo os digo, que cualquiera que mira á una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón”. (Mateo 5:28 SRV)

2.      Lo corroído de los principios morales de la sociedad permisiva ha causado que el índice de infidelidad y de divorcios vaya en aumento en el mundo (Romanos 1:28-32; Prov. 30:20; 2 Corintios 3:6)

3.      El terrible enemigo de los celos, obra de la carne. Causa las grandes tragedias en el seno de las familias (Gálatas 5:19,20)

4.      La sociedad del Antiguo Testamento era drástica, cuando el principio de Dios era quebrantado, lapidaban a los tales: “Y el hombre que adulterare con la mujer de otro, el que cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, indefectiblemente se hará morir al adúltero y á la adúltera. (Levítico 20:10 SRV). (Deut. 22:22-24; Juan 8:6). Los quemaban ( Lev. 21:9; Génesis 38:24)

a)      Hoy la sociedad, con sus “derechos humanos”, lo condenan y lo sancionan.

III:- DIOS CONDENA LA INFIDELIDAD CONYUGAL

A.     Dios espera que no olvidemos ni invalidemos el pacto de fidelidad. “La mujer loca es alborotadora; Es simple é ignorante. Siéntase en una silla á la puerta de su casa, En lo alto de la ciudad, Para llamar á los que pasan por el camino, Que van por sus caminos derechos. Cualquiera simple, dice, venga acá. A los faltos de cordura dijo: Las aguas hurtadas son dulces, Y el pan comido en oculto es suave. Y no saben que allí están los muertos; Que sus convidados están en los profundos de la sepultura. (Proverbios 9:13-18 SRV) (Lev. 18:20; Jer. 31:32)

1.      El juicio ala infidelidad ( Números 5:1-31)

2.      El adulterio es una injusticia porque roba los derechos ajenos ( 1 Timoteo 1:9,10; 1 Cor. 6:9-13; 7:10-23)

3.      Es muerte moral y espiritual. “Mas á los temerosos é incrédulos, á los abominables y homicidas, á los fornicarios y hechiceros, y á los idólatras, y á todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda”. (Apocalipsis 21:8 SRV) (1 Cor. 10:8; Gál. 5:19-21; Efesios 5:5)

 

IV: DIOS NOS OFRECE AYUDA

  1. La palabra de Dios nos orienta para poder corregir este desvío ( 1 Corintios 7:1-5)
    1. Debemos revivir el fuego del verdadero amor, ello produce honra. (Efesios 5:28; Mateo 22:37-40)
    2. Edificar el altar familiar (Deut. 6:1-6)
    3. Entender que no somos del mundo para aceptar sus modalidades (Romanos 12:1,2)
    4. Vivir bajo los principios de la palabra de Dios (1 Cor. 6:15-18; 1 Tes. 4:3-7)
  2. Buscar nuestro lugar en el pueblo de Dios:
    1. Asociarnos con cristianos firmes y fieles que nos sean de inspiración.
    2. Aceptar nuestras limitaciones humanas, corregir nuestra conducta (Juan 8:10; 1 Cor. 12:21)
    3. Renovar nuestros votos de fidelidad para con Dios y nuestra familia.

 

CONCLUSIÓN:

  1. Pueblo mío: “No os unáis en yugo desigual con los no creyentes. Porque ¿qué compañerismo tiene la rectitud con el desorden? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? ¿Qué armonía hay entre Cristo y Belial? ¿Qué parte tiene el creyente con el no creyente? ¿Qué acuerdo puede haber entre un templo de Dios y los ídolos? Porque nosotros somos templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, ¡Salid de en medio de ellos, y apartaos! dice el Señor. No toquéis lo impuro, y yo os recibiré; y seré para vosotros Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. (2 Corintios 6:14-18 SRVA)  
  2. “Honroso es para todos el matrimonio, y pura la relación conyugal; pero Dios juzgará a los fornicarios y a los adúlteros”. (Hebreos 13:4 SRVA)