La cruz que reorienta el curso

(Juan 12:32) Juan, el camino de la fe

(Lección 25)

 

       Cuando nos reunimos los domingos, estamos llenos de sentimientos y pensamientos. Algunas veces venimos pensando en que deberíamos venir. Otras veces lo hacemos con el deseo de estar juntos. Este domingo, especialmente a causa de los eventos de la semana, lo hacemos porque necesitamos estar aquí. Necesitamos el consuelo y el aliento que nos podemos dar unos a otros, y necesitamos que se nos recuerde de aquello que en este mundo tiene permanencia. Hoy día, más que en la mayoría de los domingos, necesitamos la cena del Señor.

 

Necesitamos la cena porque hay algo reorintador acerca de la cruz que la cena nos llama a recordar Esta semana que paso, nos ha dejado tambaleantes, como niños que han estado dando vuelta rápidamente Como niños mareados, echamos la mirada a nuestro alrededor y vemos que el mundo se nos va volando, y comenzamos a perder el equilibrio En momentos como éste extendemos la mano como deseando aferramos a algoalgo que sea sólido e inconmovible Nos abrazamos a ello y nos aferramos apretadamente hasta que nuestras cabezas dejan de girar y podamos una vez mas estar firmes sobre nuestros dos pies Hoy, después de todo lo que ha sucedido durante los últimos siete días, nos hallamos aterrándonos a la cruz.

 

Cuando estoy enfermo me desoriento y pierdo la noción del tiempo Recuerdo que en ocasiones he tenido que quedarme en casa por vanos días para recuperarme de alguna enfermedad Normalmente, cuando me comienzo a sentir bien, digo "No sé que día es hoy Creo que va a ser necesario un domingo para volverme al horario normal" Así es como el día de hoy funciona al reunimos después de una semana llena de confusión.

 

Alexander Solzhenitsyn es un escritor ruso que pasó ocho años en un campamento de trabajo estalinista.  Hubo por lo menos un día, durante aquellos difíciles años, que su esperanza se desvaneció y estuvo a punto de renunciar a la vida Estaba enfermo, cansado y desanimado Cuando servía en un pequeño destacamento de paleros, Solzhenitsyn dejó de trabajar, se dirigió a una banca de madera, se sentó, y esperó que un guarda viniera a ver lo que él había hecho Él sabía lo que sucedería, pues lo había visto muchas veces anteriormente El guarda tomaría la pala del hombre y lo golpearía con ella hasta matarlo No obstante, ese día, alguien que no era guarda, vio a Solzhenitsyn sentado allí Era un hombre de hombros caídos, sin expresión en su rostro, el cual se acercó y se sentó junto a él Con una vara en su mano, trazó una cruz en la arena a los pies de Solzhenitsyn La desesperanza de este desapareció, la verdad llenó apresurada­mente su alma, el coraje regresó y una razón para seguir viviendo reavivó su corazón Se puso de pie, tomó su pala y volvió al trabajo Años más tarde, sus escritos inspirarían a millones de perso­nas Una simple cruz, trazada sobre la arena, reanimó a Solzhemtsyn, salvando así su vida Es este mismo poder reorientador de la cruz el que estamos buscando hoy.

 

 Por todo el Nuevo Testamento, las Escrituras nos están llamando a volver a la cruz Sea que la iglesia estuviera enfrentando una nueva empresa, un tema confuso, o una terrible crisis, los escritores inspirados dirían ¡Mira a la cruz!.  El ver como lo hicieron ellos ante situaciones ocurridas hace miles de años, nos recuerda que la misma cruz nos ayuda a enfrentar cualquier situación hoy día.

LA RESPUESTA A LA DIVISIÓN

Un ejemplo de la manera como la cruz guía a la iglesia en medio de aguas tempestuosas, se ve en la primera carta de Pablo a los corintios.  Como resultado de haber estado con esa iglesia al comienzo de ella. Pablo le había tomado un espe­cial cariño a ellos Al mismo tiempo, no obstante, el estaba profundamente preocupado por las muchas discusiones y temas que estaban dividiendo a la iglesia En la introducción de su carta el les hizo un llamado a la unidad

Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloe, que hay entre vosotros contiendas (1ª  Corintios 1:10-11)

¿Cual es la solución a tal problema?  ¡Pablo dijo que ella era la cruz!

...nosotros predicamos a Cristo crucificado, (1ª  Corintios 1:23)

Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a este crucificado (1ª  Corintios 2:2)

 

   "Miren a la cruz", les dijo Pablo, "y hallarán la manera de superar la división"

LA RESPUESTA AL DOLOR

Un segundo ejemplo de la manera como la cruz guía a la iglesia a través de tiempos difíciles es el que aparece en 1 Pedro Fue escrito en un contexto de persecución, cuando los cristianos estaban sufriendo por su fe ¿Adonde pueden los cristianos ir para hallar consuelo y poder poner las cosas en perspectiva durante los momentos de angustia? ¡Pedro dijo que hay que ir a la cruz!

Pues para esto fuisteis llamados, porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas, el cual no hizo pecado, ni se hallo engaño en su boca, quien cuando le maldecían, no respondía con maldición cuando padecía no amenazaba sino encomendaba la causa al que juzga justamente, quien llevo el mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero para que nosotros, estando muertos a los pecados vivamos a la justicia y por cuya herida fuisteis sanados (1ª  Pedro 2:21-24, énfasis nuestro)

   "Miren a la cruz", decía Pedro, "y hallaran la manera de soportar el sufrimiento"

LA RESPUESTA AL ERROR

Un tercer ejemplo de la manera como la cruz guía a los cristianos a superar situaciones angustiantes y confusas, es la que se encuentra en Calatas Tal vez sea el escrito mas antiguo de todo el Nuevo Testamento, fue escrito con el fin de atacar el legalismo que amenazaba a las nuevas iglesias que Pablo había ayudado a establecer du­rante su primer viaje misionero Los falsos maes­tros habían seguido a Pablo durante sus viajes y estaban enseñando que era necesaria la obediencia a la ley de Moisés para que los cristianos pudieran ser salvos Para Pablo, esto era una mentira que amenazaba la existencia misma de la iglesia ¿A dónde pueden ir los cristianos para obtener ayuda para tratar con los falsos maestros y sus falsas enseñanzas?  ¡Pablo dijo que ellos debían ir a la cruz!.

Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque El justo por la fe vivirá, y la ley no es de fe, sino que dice El que hiciera estas cosas vivirá por ellas Cnsto nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque esta escrito Maldito todo el que es colgado en un madero) (Gálatas 3:11-13)

 

"Miren a la cruz", le decía Pablo a los Calatas, "y hallaran la manera de evaluar ideas polémicas y confusas"

CONCLUSIÓN

A estas alturas, nuestro estudio de Juan coin­cide con el tema de este día Esto fue lo que Jesús declaro "Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mi mismo" (12: 32) La cruz nos ejerce atracción en nuestros corazones y nos lleva a nuestro maravilloso Salvador, el cual muño allí por nosotros.

 

Bill Bndgewater, un escritor, dijo como, du­rante su niñez, un matón solía atormentarlo, y un día le quito un anillo especial que le habían dado para su cumpleaños Todos los días Bill le pedía que le devolviera su anillo, y todos los días el matón le decía que se le devolvería si Bill lo dejaba golpearle en el hombro con todas sus fuerzas. Temiendo el dolor, Bill siempre se marchaba sin el anillo, sintiéndose humillado. Luego, un día, un intimo amigo de Bill, Larry Davis, le dijo al chico que el recibiría el golpe. El matón golpeo a Larry y luego le dio el anillo a Bill.

 

En una reflexión sobre aquel recuerdo de la niñez, Bndgewater escribió lo siguiente "Hasta la fecha no tengo idea de lo que le sucedió después a ese anillo, pero todavía recuerdo y Jamás olvidare lo que Larry hizo por mi, cuando el recibió aquel golpe en lugar mío"

 

Hoy día la cruz de Cristo nos ayuda a re­orientarnos después de una semana que lo deja a uno tambaleante Nos muestra cómo hacerle frente a los nuevos y angustiantes problemas Nos remolca del corazón y nos lleva de nuevo a Dios.

 

 

 

Suplementario: El estudio de la Biblia

Existe una diferencia fundamental entre turistas y exploradores Los turistas andan de prisa, solo se detienen para observar los puntos de interés mas sobresalientes Los exploradores, por otro lado, se toman el tiempo para escudriñar todo lo que puedan encontrar a su paso Muchos de nosotros leemos la Biblia como turistas, y después nos quejamos de que nuestros momentos de meditación son infructuosos Debemos tomarnos el tiempo que se necesita para explorar la Biblia Son importantes las verdades que surgen cuando escarbamos debajo de la superficie