LA ESPERANZA  DE ISRAEL

 

El apóstol Pablo, fue encarcelado por predicar de Cristo, dijo a los judíos en Roma, “por esta causa os he llamado para veros y hablaros; porque por la esperanza de Israel estoy sujeto a esta cadena” (Hechos 28:20).

Debido al movimiento Zionista, la falsa doctrina del premilienialísmo y de los incesantes errores de quienes lo apoyan, necesitamos clarificar el asunto de la esperanza de Israel.

Mucha gente buena religiosa está confundida en este respecto porque fallan en dividir correctamente las escrituras 2 Tim. 2:15. Miles nunca estudian el contexto. Un factor adicional que confunde a muchos es la recompensa para Israel, Jerusalén y su propio lugar es el malentendido énfasis que hacen sobre “La batalla de Armagedon” en la mente de millones. En este articulo vamos a clarificar algunas de sus mentiras en este cautivante área de estudio. Quizás los siguientes puntos arrojen algo de luz al tópico en “la esperanza de Israel”.

LA TIERRA PROMETIDA A ABRAHAM

En génesis 15:18-21 tenemos grabada la exacta dimensión de la promesa hecha a la simiente de Abraham. Dios mencionó en génesis 12 la provisión de Canaan, pero génesis 15 delinea exactamente donde la superficie estaría. Esta fue la esperanza hermosa para Abraham que en la posteridad José hiciera prometer a los hijos de Israel que llevaran sus huesos de Egipto a la tierra de Canaan Gen. 50:22-26. Y es significante que Josué recordara esto siglos mas tarde. Josué 24:32. Algunos predicadores hoy tratan de sobre ver la significancia de el cumplimiento absoluto de la tierra que se prometió a Abraham y su simiente, pero Dios es excedentemente claro. Después de guiar a Israel hacia Canaan, Josué dijo: “De esta manera dio Jehová a Israel toda la tierra que había jurado dar a sus padres, y la poseyeron y habitaron en ella. Y Jehová les dio reposo alrededor, conforme a todo lo que había jurado a sus padres; y ninguno de todos sus enemigos pudo hacerles frente, porque Jehová entregó en sus manos a todos sus enemigos. No faltó palabra de todas las buenas promesas que Jehová había hecho a la casa de Israel; Todo se cumplió.

“ Tu eres , oh Jehová, el Dios que escogiste a Abram, y lo sacaste de Ur de los Caldeos, y le pusiste el nombre de Abraham; y hallaste fiel su corazón delante de ti , e hiciste pacto con él para darle la tierra... a su descendencia; y cumpliste tu palabra porque eres justo” Nehemías 9:7-8.

Después de la cautividad de Babilonia, bajo la restauración de los judíos en Israel, el libro de Nehemías nos informa del área exacta encontrada en génesis 15, y esto toma lugar 500 años antes de Cristo. No es en tiempo futuro, pero pasó a la historia! La “ esperanza de Israel” no tiene nada que ver con la tierra de Palestina,  o con la Meca o Salt Lake City

Siglos antes Jesús nació en Belén de Judea, caminó en esta tierra, fue crucificado y resucitó de los muertos, Nehemías 9:8 que Dios cumplió su palabra en dar lo prometido. Jesús lo hizo claro al hablar con la mujer samaritana en Sicar. Juan 4:23-24. Llegó el tiempo en que no se necesitaría de un lugar geográfico para adorar a Dios, no por locación sino por devoción. Propiedad temporal es una cuestión indiferente; Y el asunto espiritual es ahora la llave de la herencia, Esteban dijo a los judíos enardecidos “ el Altísimo no habita en templos hechos de mano” (Hechos 7:48-50). Históricamente, la destrucción de Jerusalén en el año 70 A.D., fue profetizada por Jesús en Marcos 13, aludiendo al mismo sentimiento. Hasta que esta tierra y sus obras sean desechas (2 Pedro 3), no es solamente una tontería sino altamente anti escritural referirse a “la tierra prometida” de hecho tal terminología solo la usan los que proclaman el error. Bíblicamente, “la esperanza de Israel de la que Pablo predica se refiere al evangelio al plan de redención (Hechos 28:20-31). La bendición que vino a través de la simiente de Abraham (Génesis 22:18) no tiene nada que ver con el estado real, sino tiene que ver con nuestro estado espiritual (Gal. 3:16-29).

 

EL SIGNIFICADO DE “ISRAEL” EN EL NUEVO TESTAMENTO

Cuando Jacob peleó con el ángel en peniel, y le dijo: “no será mas tu nombre Jacob sino Israel” por que has luchado con Dios y con los hombres y has vencido. (Génesis 32:28).

De acuerdo a un estudio en Oseas 12:1-4, aprendemos que “Israel” significa “príncipe de Dios” o “uno que tiene el poder con Dios” es claro en Juan 1:49-51 que la lección tiene que ver con los que tienen una relación con Jesús como el Rey de Israel. En otras palabras, aquellos que tienen poder con Dios tienen constante contacto con el Señor Jesús (Juan 1:51). Quizá esto sugiere que el príncipe de Dios hoy es una parte integral del real sacerdocio! “ Mas vosotros sois linaje escogido real sacerdocio , nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios” (I Pedro 2:9-10).

Quien es el Israel hoy en día? Dios responde: “ Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu no en la letra” (Rom. 2:28-29). Nuevamente Dios habla en Romanos 9:1-7, mostrando enfáticamente que no es lo exterior lo que te hace ser Israelita sino lo espiritual a través de Jesucristo. El Apóstol Pablo escribe en Gal. 3, que los de fe son los hijos de Abraham (v.7) “En ti serán benditas todas las naciones de la tierra” (v.8) Y luego dice “el justo por la fe vivirá”(v.11) “para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu” (v.14). versos 24-27  “ de manera que la ley ha sido nuestro ayo para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe ... sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús, porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo de Cristo estáis revestidos, todos sois uno en Cristo Jesús”.y luego añade  “y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa”.(v. 29). Verdaderamente, cuando somos bautizados escrituralmente en Cristo, somos la simiente de Abraham de acuerdo a la promesa de Dios!

 

Cual fue la ESPERANZA de Israel?

Ninguno que haya estudiado la Biblia o la historia puede negar el concepto equivocado  que los judíos tenían acerca de el Mesías (Cristo). Ellos esperaban ser liberados del gobierno Romano, en lugar de ser libertados del pecado. Es por eso que Jesús no encajó con ellos. Ellos se preparaban para un imperio terrenal, y se apartaron de Jesús cuando les mostró que su reino era espiritual (Juan 6) Ante Pilato Jesús dijo:  “mi reino no es de este mundo” Juan 18:36. Los judíos deseaban poder temporal, pero Jesús estableció su reino en los corazones de los hombres Gal.2:20. De acuerdo a las profecías del antiguo testamento, y el cumplimiento en el nuevo testamento, la “esperanza” de Israel fue:

  1. Jehová justicia nuestra (Jer. 23:6)
  2. Un redentor que viene de Sión (Isa.59:20)
  3. Manantial de purificación (Zac. 13:1)
  4. Un nuevo pacto (Jer. 31:31-34)
  5. El siervo que sufre (Isa. 53:1-12)
  6. Un reino inconmovible (Dan.2:44)
  7. Precioso cimiento estable (Isa. 28:16)
  8. Príncipe de paz (Isa.9:6)
  9. Rey humilde (Zac. 6:12; 9:9 )                                                                                                                         

Los hijos leales de Dios esperan por él (Isa. 25:9; Lucas 2:23-32)

Y repentinamente el Señor vino a su templo (Mal.3:1) en Lucas 2 encontramos al anciano Simeón que vivió para ver a Jesús, “la consolación de Israel” y “luz a los gentiles”

Y Ana dando gracias a Dios por haber visto “la redención en Jerusalén” (v.38).

Mientras exista “esa esperanza” Efesios 4:4, en el cristianismo, y porque Dios no hace acepción de personas Hechos 10:34; Rom. 2:11, será anti escritural aceptar el movimiento Sionista porque Dios no lo aprueba. El evangelio es “poder de Dios para salvación” Rom. 1:16-17 a todos. Y todos seremos salvos de la misma manera- a través del redentor que vino del cielo, en armonía con el nuevo pacto y su enseñanza Rom. 11:26-29, Los cristianos como peregrinos y extranjeros buscan la ciudad “cuyo arquitecto y constructor es Dios” Heb,11:10, porque “nuestra ciudadanía está en los cielos” I de Pedro 2:11; Fil.3:20. este lugar “no es hecho de manos” sino que “es eterno- en los cielos” 2 Cor. 5:1, Tito 1:2. La esperanza no es en esta tierra sino en los cielos.

Jesucristo fue y sigue siendo, “la esperanza de Israel”

Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva... para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros. I de Pedro 1:3-4.