8 JOVENES CRISTIANOS: RESCATADOS DEL PECADO

 

Introducción:

A.   Todos somos rescatados del pecado de la misma manera. Es decir, por medio de Cristo Jesús. Jóvenes, adultos, ancianos, TODOS, recibimos redención de la misma manera.

B.   Creo, que en ocasiones somos culpables de tratar a los jóvenes como niños, y luego nos quejamos de que se portan como niños.

 

1. EL JOVEN CRISTIANO DEBE TENER UN CONCEPTO CLARO EN CUANTO A LA PERSONA DE CRISTO: Debe saber en quien ha creído.

A.   LO QUE CRISTO NO ES:

1.    No es meramente un fantasma (concepto vago de Jesús).

2.    No es meramente un maestro y filósofo.

3.    No es meramente un profeta.

B.   Jesucristo es:

1.    El Hijo de Dios-Romanos 1:4.

2.    El Mesías prometido-Hechos 4:27.

3.    Es nuestro Salvador-Efesios 5:23. Es nuestra expiación por el pecado-Rom. 3:25. SOBRE TODO Cristo vive hasta el día de hoy a la diestra de Dios. Servimos a UN DIOS VIVO. El esta presente en TODA REUNION EN QUE SE LE SIRVA EN VERDAD.

C.   El joven cristiano debe tener en su corazón un “YO SE A QUIEN HE CREIDO”-(I Tim. 1:12).

 

II. EL JOVEN CRISTIANO DEBE SABER LO QUE CRISTO PUEDE HACER EN SU VIDA: Debe tener una relación íntima con Jesús.

A.   En nuestros días parece que creemos y servimos a un Dios que está ALLA LEJOS, al cual servimos por medio de un juego de reglas o mandamientos arbitrarios que no significan nada. B. DEBEMOS SERVIR AL SEÑOR EN UNA FORMA INTIMA.

1.    Son los jóvenes los que se rebelan contra las reglas. los jipis y otros rebeldes de nuestra generación son ejemplos de esto.

2.    Gálatas 2:20; Romanos 8:1-11; 1 Corintios 6:19-Pablo dijo a los atenienses: “PORQUE EN EL VIVIMOS, Y SOMOS Y NOS MOVEMOS” (Hechos 17:28).

3.    Pero hermanos, adoramos al mismo Dios que

a.     Llamó a un niño Samuel por nombre (1 Sam. 3).

b.    Reconoció a un pastor en la tierra de Madián y le llamó desde la zarza ardiendo, “Moisés, Moisés” (Exodo 2).

c.     Conoció al gran perseguidor, Saulo de Tarso y le llamó por nombre (Hechos 9:4-6).

d.    Dios también hoy nos conoce por nombre y sabe nuestros pensamientos más íntimos.

4.    Hoy podemos ver a Dios:

a.     En este mundo, “Los cielos declaran la gloria de Dios.”

b.    En su pueblo.

c.     En su Libro: Salmos 119:7-16.

 

III. EL JOVEN CRISTIANO DEBE SER ACTIVO EN LAS COSAS DEL SEÑOR: Uno que hace por el Señor.

A.   Uno que sabe en quien ha creído y que tiene una relación íntima con su Dios, será uno que sea ACTIVO EN EL SEÑOR. Muéstrenme un joven inactivo en las cosas del Señor y yo les mostraré un joven que no sabe a quien ha creído y uno que no tiene una relación íntima con el Señor.

B.   Por lo tanto hermanos, SI QUEREMOS RESCATAR A NUESTROS JOVENES DEL PECADO, debemos esforzarnos con más diligencia para instruirlos más eficazmente en las cosas del Señor.

C.   Tú, joven, que te consideras fuerte en el Señor, puedes ayudar para instruir a los jóvenes más débiles.

D.   Si tú, joven, te sientes débil y andas tambaleando con dudas, ACERCATE AL SEÑOR POR MEDIO DE SU PALABRA Y POR LA ORACION. Además, el compañerismo con otros cristianos te puede ayudar mucho para evitar la caída. SOBRE TODO, NO CONFIES EN TI MISMO, CONFIA EN EL SEÑOR. El nos ayudará a todos para vencer en todas las cosas (Filipenses 4:13; Romanos 8:35-39).

 

¡ADELANTE, JOVENES!

 

-------------------------------------------------.

 

NO SE PODIA HACER

Alguien dijo que no se podía hacer

Pero él con sonrisa al contestar

Que “a lo mejor que no” pero a su parecer,

No diría nada sin antes probar.

Con una huella de una pequeña risita

Sobre su rostro, sin duda y sin enfado,

Comenzó a cantar al iniciar con aquella cosita,

Que no se podía hacer y la había logrado.

Gritó un burlador, “Nunca lo harás;

Por lo menos, nadie lo ha hecho.”

El saco y el sombrero dejó atrás,

Y para cuando menos pensó, ¡al hecho!

Con su cabeza en alto y con aquella risita,

Sin pensar en dejar aquel trabajo abandonado,

Comenzó a cantar al iniciar con aquella cosita

Que no se podía hacer y la había logrado.

Hay miles que dicen que no se puede hacer,

Hay miles que profetizan el fracaso;

Hay miles que nos advierten al apuntar sin querer,

Los peligros que nos esperan al ocaso.

Pero con la huella de una pequeña risita,

Quítate el saco y haz todo a un lado;

Comienza a cantar al iniciar con aquella cosita,

Que “no se puede hacer” y la habrás logrado.

Edward A. Guest