LA PARABOLA DE LOS TALENTOS:

EL DEBER DE LOS CREYENTES DE TRABAJAR

 ( Mateo 25:14-30)

 

(Mateo 25:14-30) Porque el reino de los cielos será semejante a un hombre que al emprender un viaje largo, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. A uno dio cinco talentos, a otro dos, y a otro, uno. A cada uno dio conforme a su capacidad y se fue lejos. Inmediatamente, el que había recibido cinco talentos se fue, negoció con ellos y ganó otros cinco talentos. De la misma manera, el que había recibido dos ganó también otros dos. Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor. Después de mucho tiempo, vino el señor de aquellos siervos y arregló cuentas con ellos. Cuando se presentó el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos y dijo: "Señor, me entregaste cinco talentos; he aquí he ganado otros cinco talentos." Su señor le dijo: "Bien, siervo bueno y fiel. Sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor." Y cuando se presentó el que había recibido dos talentos, dijo: "Señor, me entregaste dos talentos; he aquí he ganado otros dos talentos." Su señor le dijo: "Bien, siervo bueno y fiel. Sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor." Pero cuando se presentó el que había recibido un talento, dijo: "Señor, yo te conozco que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Y como tuve miedo, fui y escondí tu talento en la tierra. Aquí tienes lo que es tuyo." Su señor respondió y le dijo: "¡Siervo malo y perezoso! ¿Sabías que cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí? Por lo tanto, debías haber entregado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, habría recibido lo que es mío con los intereses. Por tanto, quitadle el talento y dadlo al que tiene diez talentos. Porque a todo el que tiene le será dado, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Al siervo inútil echadlo en las tinieblas de afuera." Allí habrá llanto y crujir de dientes.  (SRVA)

 

 

PLAN DE ESTUDIO:

1.      El Señor se fue lejos

2.      El Señor confió sus bienes a sus siervos

3.      La respuesta de los siervos

4.      Vino el día de rendir cuentas

5.      La recompensa por el trabajo

 

INTRODUCCIÓN:

                                El doble propósito de la parábola de Cristo. Primero, mientras que Jesús está ausente, el siervo tiene que hacer algo: tiene que trabajar con fidelidad y diligencia. Segundo, mientras Jesús está ausente, el siervo tiene que saber esto: su trabajo será grandemente recompensado y severamente juzgado.

 

Bosquejo y notas: Leer (Efesios 4:7-16; 1 Corintios 12:)

1.      El Señor se fue a un país lejano

2.      El Señor confió sus bienes a sus siervos

3.      Los siervos trataron de diferente forma los bienes del Señor

4.      Vino el día de rendir cuentas

5.      La recompensa por el trabajo bien hecho, y el castigo al infiel

 

DECLARACIÓN:

*   Talento- dones: el talento mencionado aquí es un peso X y no una moneda. El valor del talento variaba de acuerdo a su material, oro, plata o cobre.

*   Cristo estaba enseñando que sus siervos tienen que ser fieles y diligentes en todo los que se les confía, sea un don, una habilidad, responsabilidad o bendición, etc.,

 

I:- JESUCRISTO—IRIA A UN PAÍS LEJANO

*   Cristo estaba diciendo que era como un hombre que viajaba a un país lejano. Lo que predijo ocurrió. Se fue de la tierra y ascendió al cielo para cumplir un propósito específico: estar sentado a la diestra de Dios. Allí debe estar hasta que sus siervos completen el trabajo que les fue encomendado. Cuando él retorne será el tiempo para la recompensa y el juicio.

*   Textos:

*   (Juan 14:2-3) En la casa de mi Padre muchas moradas hay: de otra manera os lo hubiera dicho: voy, pues, á preparar lugar para vosotros. Y si me fuere, y os aparejare lugar, vendré otra vez, y os tomaré á mí mismo: para que donde yo estoy, vosotros también estéis.  (SRV)

*   (Hechos 2:33-35) Así que, levantado por la diestra de Dios, y recibiendo del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís. Porque David no subió á los cielos; empero él dice: Dijo el Señor á mi Señor: Siéntate á mi diestra, Hasta que ponga á tus enemigos por estrado de tus pies.  (SRV)

*   (Hechos 5:31) A éste ha Dios ensalzado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar á Israel arrepentimiento y remisión de pecados.  (SRV)

*   (Filipenses 2:9-11) Por lo cual Dios también le ensalzó á lo sumo, y diole un nombre que es sobre todo nombre; Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los que en la tierra, y de los que debajo de la tierra; Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, á la gloria de Dios Padre.  (SRV)

II:- DONES

*   El Señor ha confiado sus bienes (dones, habilidades, responsabilidades) a sus siervos: “Por lo cual dice: Subiendo á lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones á los hombres”. Efesios 4:8.

 

En este sitio Cristo dice tres cosas:

1.      El Señor llamó a sus propios siervos. La palabra para “siervo” es esclavo. Llamó a aquellos que supuestamente eran fieles y responsables en su servicio. Los había comprado. Ellos eran de su propiedad y debían servirle. Los llamó para poner sus bienes en las manos de sus siervos mientras estuviera ausente. Su propiedad debía ser cuidada e incrementada y mejorada mientras él estaba lejos. La propiedad de Cristo: la iglesia, todo lo concerniente a los asuntos que competen a la salvación de todos los seres humanos.

2.      A cada uno de los siervos el Señor le dio una porción diferente de sus bienes dejándolos al cuidado de ellos. La enseñanza es que cada uno de ellos recibió un talento (Efesios 4:7) Por ello de cada siervo esperaba que trabajara y sirviera.

3.      A cada siervo el Señor le dio conforme a su capacidad. Aquí hay cuatro factores muy importantes:

(1)   No hay dos siervos que tengan la misma habilidad, medio, oportunidad, genes, herencia, entrenamiento, mente corazón, disciplina, iniciativa. Cada uno es diferente: “A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a sus capacidad; y luego se fue lejos” (Mat. 25:15)  Porque, ¿quién te distingue? ¿o qué tiene que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿porqué te glorías como si no lo hubieras recibido?

       (1 Cor. 4:7)

(2)   Dios otorga sus bienes (dones) como él quiere, conociendo perfectamente a cada siervo. “Pero todas las cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” (1 Cor. 12:11)

(3)   Cada siervo recibe todos los done que necesita y puede usar. “(Romanos 12:4-8) Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, empero todos los miembros no tienen la misma operación; Así muchos somos un cuerpo en Cristo, mas todos miembros los unos de los otros. De manera que, teniendo diferentes dones según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme á la medida de la fe; ó si ministerio, en servir; ó el que enseña, en doctrina; El que exhorta, en exhortar; el que reparte, hágalo en simplicidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.  (SRV) “(1 Corintios 12:4-7) Empero hay repartimiento de dones; mas el mismo Espíritu es. Y hay repartimiento de ministerios; mas el mismo Señor es. Y hay repartimiento de operaciones; mas el mismo Dios es el que obra todas las cosas en todos. Empero á cada uno le es dada manifestación del Espíritu para provecho.  (SRV)

(4)   Cada siervo tiene la misma oportunidad de ser fiel en el uso de lo que Dios le ha dado. Seremos juzgados por nuestra fidelidad, no por el número de dones o el tamaño de la obra asignada. “(Mateo 16:27) Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará á cada uno conforme á sus obras.  (SRV) “(1 Pedro 1:17) Y si invocáis por Padre á aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conversad en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación:  (SRV)

 

REFLEXIONES:

1.      Somos de su propiedad, sus esclavos. “Yo te redimí; te puse nombre, mío eres tu” (Isa. 43:1)

2.      Somos protegidos por Cristo. Cada uno recibe sus bienes. Dios nos da exactamente lo que necesitamos para cumplir con nuestras vidas y darnos propósito, significado, y sentido para conformarnos a la imagen de Cristo mismo.  “(Mateo 6:33) Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.  (SRV)- (Lucas 11:13) Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas á vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo á los que lo pidieren de él?  (SRV)-- (Juan 10:10) El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.  (SRV)-- (Juan 10:28) Y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano.  (SRV)-- (Jeremías 24:7) Y les daré corazón para que me conozcan, que yo soy Jehová: y me serán por pueblo, y yo les seré á ellos por Dios; porque se volverán á mí de todo su corazón.  (SRV)

3.      La iglesia es protegida por Cristo. El ha provisto todo lo necesario para cuidad y avanzar la iglesia mientras dure su ausencia. “(Efesios 4:11-13) Y él mismo dio unos, ciertamente apóstoles; y otros, profetas; y otros, evangelistas; y otros, pastores y doctores; Para perfección de los santos, para la obra del ministerio, para edificación del cuerpo de Cristo; Hasta que todos lleguemos á la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, á un varón perfecto, á la medida de la edad de la plenitud de Cristo:  (SRV)

4.      Note que cada siervo tiene al menos un talento

 

 

RESUMEN:

*   Dones: los bienes del Señor son los dones, talentos y responsabilidades, que él da a los hombres. El Señor otorga sus dones según le agrada

      (1 Cor. 12:11) Cada siervo recibe todos los dones que necesita y

      puede usar (Rom. 12:4-9; 1 Cor. 12:4-30) Note que los dones son del

      Señor; son meramente otorgados a sus siervos.

*   Diferentes personas tienen diferentes habilidades para diferentes ocupaciones.

 

 

III:- FIDELIDAD E INFIDELIDAD:  Los siervos trataron de diferente manera los bienes del Señor:

  1. Dos siervos fueron responsables, muy responsables. Inmediatamente salieron a trabajar. No perdieron tiempo. ¡A servir al Señor!

a)     Fueron fieles y diligentes. Usaron de inmediato sus habilidades y energías. Se dedicaron ellos mismos, esforzándose para usar lo que el Señor les había dado. Note que el menos dotado de los primeros siervos trabajo y se esforzó tanto como el más dotado. (Lucas 12:48)

b)     Tuvieron éxito. Cada uno ganó y duplicó lo que el Señor le había dado. Los dones de cada siervo dieron fruto en proporción a sus dones. El que recibe más (cinco talentos), entrega diez; el que dos entrega cuatro. Ambos tuvieron el mismo éxito, duplicando lo que se les fue confiado. “(Romanos 12:11) no siendo perezosos en lo que requiere diligencia; siendo ardientes en espíritu, sirviendo al Señor;  (SRVA)-- (1 Corintios 15:58) Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, abundando siempre en la obra del Señor, sabiendo que vuestro arduo trabajo en el Señor no es en vano.  (SRVA)--- (1 Pedro 4:10) Cada uno ponga al servicio de los demás el don que ha recibido, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.  (SRVA)--- (2 Pedro 3:14) Por tanto, oh amados, estando a la espera de estas cosas, procurad con empeño ser hallados en paz por él, sin mancha e irreprensibles.  (SRVA)

  1. Un siervo fue irresponsable. Simplemente no usó el talento. Como quiera uso trabajo y tiempo para enterrar el talento: lo ocultó: Sus días, su tiempo, y su energía debían ser del Señor; pero tomó su vida, fuerza, trabajo, etc., en sus propias manos. ¿Qué estaba haciendo? No se nos dice pero sus esfuerzos no fueron para la causa del Señor. Solamente se servía así mismo. Era mundano, deseaba la carne y las posesiones de este mundo. No amaba a su Señor. “(Mateo 7:26-27) "Pero todo el que me oye estas palabras y no las hace, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena. Cayó la lluvia, vinieron torrentes, y soplaron vientos, y azotaron contra aquella casa. Y se derrumbó, y fue grande su ruina."  (SRVA)--- Lucas 13:6) Entonces dijo esta parábola: "Cierto hombre tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella y no lo halló.  (SRVA)-- (Santiago 4:17) Por tanto, al que sabe hacer lo bueno y no lo hace, eso le es pecado.  (SRVA)-- (Santiago 5:5) Habéis vivido en placeres sobre la tierra y habéis sido disolutos. Habéis engordado vuestro corazón en el día de matanza.  (SRVA)-- (2 Pedro 2:13) Recibirán injusticia como pago de la injusticia, porque consideran delicia el gozar en pleno día de placeres sensuales. Estos son manchas y suciedad que mientras comen con vosotros se deleitan en sus engaños.  (SRVA)--- (Oseas 10:13) "Habéis arado impiedad, habéis segado injusticia y habéis comido fruto de mentira. Porque confiaste en tus caminos, en la multitud de tus valientes.  (SRVA)

 

REFLEXIONES SOBRE EL SIERVO MALO:

1)     Se esperaba trabajo inmediato de él. Este siervo malo dudó y desconfió de su Señor. Hermano, cada vacilación, cada hora, cada día que Dios no recibe la máxima dedicación de energía y esfuerzo es una oportunidad perdida. Toda oportunidad perdida equivale a infidelidad y pereza.  ¡ Qué ejemplo de trabajo de los dos siervos fieles!

2)     Los esfuerzos de quienes fueron fieles y diligentes recibirán intereses (recompensa). El siervo que usa fiel y diligentemente sus talentos, verá aumentar en gran manera los bienes del Señor.

3)     Un asunto significante: La persona con un talento es tan responsable de usar ese talento como la persona de muchos talentos. El un talento hace falta en la viña del Señor. No escondamos ese talento. Nos hace mucha falta.

4)     Hermanos escasamente dotados sienten que su servicio es de poca importancia, que no vale la pena realmente el tiempo y esfuerzo que requiere. Esta actitud olvida algo, y es que el talento no es nuestro; es del Señor. Debe ser usado con dedicación, usando toda energía y esfuerzo. El uso de un talento debe ocupar todos los días y horas que tengamos en la tierra. Debemos ser fieles, aún con un solo talento. Recuerda ¡Tu talento hace falta en la iglesia!.

 

IV:- EL SEÑOR HA VUELTO

Vino el día de rendir cuentas, aunque “fue después de mucho tiempo”. Cuando Cristo retorne, los hombres pensarán que ha pasado mucho tiempo. Sin embargo, para Cristo solo habrá sido un breve tiempo. >He aquí que vengo pronto< ( Apoc. 3:11; 2 Pedro 3:3-4,8-11)

Note un segundo hecho: Cristo dijo que el señor volvió, y volvió para hacer cuentas con sus siervos, no con el mundo. Cristo habla de sus siervos, los que él ha comprado con sus sangre (Hechos 20:28) Tened cuidado por vosotros mismos y por todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo os ha puesto como obispos, para pastorear la iglesia del Señor, la cual adquirió para sí mediante su propia sangre.  (SRVA)--Mateo 18:23) Por esto, el reino de los cielos es semejante a un hombre rey, que quiso hacer cuentas con sus siervos.  (SRVA)--- (Mateo 21:34) Pero cuando se acercó el tiempo de la cosecha, envió sus siervos a los labradores para recibir sus frutos.  (SRVA)-- (Mateo 25:19) Después de mucho tiempo, vino el señor de aquellos siervos y arregló cuentas con ellos.  (SRVA)-- (Lucas 19:15) "Aconteció que cuando él volvió después de haber tomado el reino, mandó llamar ante sí a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que habían negociado.  (SRVA)-- (Romanos 13:12) La noche está muy avanzada, y el día está cerca. Despojémonos, pues, de las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz.  (SRVA)-- (Hebreos 9:27) Entonces, tal como está establecido que los hombres mueran una sola vez, y después el juicio,  (SRVA)-- (1 Pedro 4:4) A ellos les parece cosa extraña que vosotros ya no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y por eso os ultrajan.  (SRVA)

 

REFLEXIÓN:

*   Siempre tenemos que recordar esto: el Señor no retarda su promesa. Está listo para juzgar a los vivos y a los muertos (1 Pedro 4:5).Está listo ahora, pero es paciente queriendo que mas y más personas vengan al arrepentimiento (2 Pedro 3:9)

 

 

 

V:- EL SEÑOR VIENE CON SU RECOMPENSA

 

 

A.-  Mateo 25:20-23. Los siervos fieles estaban agradecidos con su Señor. Fue un honor para ellos haber sido contratados para trabajar. Recibieron otro tanto más. El trabajar para su Señor había dado sentido y propósito a la vida, y el mayor privilegio en el mundo. ¡Servir al Señor mismo!. ¡Qué felicidad!  ¡Qué orgullo haber trabajado firme y fielmente a la causa del Señor!.  Señor, aquí tienes, ¡HE GANADO OTROS TANTOS TALENTOS!

 

B.-  Con cuanta confianza se acercaron al Señor. “(1 Juan 4:17) En esto se ha perfeccionado el amor entre nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio: en que como él es, así somos nosotros en este mundo”. ¿En qué basa usted su confianza para el día de rendir cuentas a su Señor?. Es importante cuestionar personalmente nuestra fe. ¿Estoy trabajando como debo? ¿Vivo en santidad? ¿Mira el mundo a Cristo en mí?

 

C.- El Señor felicitó a sus siervos y les dio grandes recompensas. Les felicitó por ser buenos, generosos, trabajadores, morales, disciplinados, fieles al contrato que habían establecido con él. Habían trabajo duro. Habían sido el tipo de personas que se esperaba fuesen, y habían hecho el trabajo que se esperaba de ellos.

 

D:- ¡Entren al gozo del Señor!. Bendito ese momento cuando a los fieles trabajadores reciban esta generosa y franca bienvenida a la gloria eterna. Yo quiero estar allí- ¿ Y usted?

“(2 Pedro 1:3-11) Su divino poder nos ha concedido todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad por medio del conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y excelencia. Mediante ellas nos han sido dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas seáis hechos participantes de la naturaleza divina, después de haber huido de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones. Y por esto mismo, poniendo todo empeño, añadid a vuestra fe, virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, perseverancia; a la perseverancia, devoción; a la devoción, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque cuando estas cosas están en vosotros y abundan, no os dejarán estar ociosos ni estériles en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pues el que no tiene estas cosas es ciego y tiene la vista corta, habiendo olvidado la purificación de sus pecados pasados. Por eso, hermanos, procurad aun con mayor empeño hacer firme vuestro llamamiento y elección, porque haciendo estas cosas no tropezaréis jamás. Pues de esta manera os será otorgada amplia entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.  (SRVA)-- (Mateo 25:34) Entonces el Rey dirá a los de su derecha: "¡Venid, benditos de mi Padre! Heredad el reino que ha sido preparado para vosotros desde la fundación del mundo.  (SRVA)-- (Lucas 22:28-29) Y vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas. Yo, pues, dispongo para vosotros un reino, como mi Padre lo dispuso para mí;  (SRVA)-- (2 Timoteo 2:12) Si perseveramos, también reinaremos con él. Si le negamos, él también nos negará.  (SRVA)-- (Apocalipsis 2:26) Al que venza y guarde mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,  (SRVA) (Apocalipsis 22:5) No habrá más noche, ni tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol; porque el Señor Dios alumbrará sobre ellos, y reinarán por los siglos de los siglos.  (SRVA)

 

REFLEXIONES:  Hay  cosas de gran valor entre los siervos de Dios que no deben olvidar:

1.      Reconocer que sus dones son de Dios.

2.     Ser tan fieles y diligentes que puedan presentarse con confianza en el día del juicio

3.     Se ve los sabios que somos en el trabajo que rendimos al Señor, y en cómo usamos nuestros talentos. “(Santiago 3:13) ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? ¡Que demuestre por su buena conducta sus obras en la mansedumbre de la sabiduría!  (SRVA)

4.     Una verdad preciosa, muy preciosa: Dios aceptará ambas cosas, nuestra persona “buen siervo” y “nuestro trabajo”.

 

                        

VI:- EL SIERVO MALO

A.-  El pago por el trabajo mal hecho es ser despojado o separado.

B.-  Los motivos del siervo malo para no usar el talento que su Señor le confió.

1.      Mal interpreto a Dios. El siervo malo dijo que su señor era demasiado exigente, severo y carente de simpatía. Era un Señor que exigía demasiado y demasiado estricto. No le concedía al hombre derecho de disfrutar suficientemente del mundo y sus placeres. La exigencias del Señor en cuanto a su tiempo y asuntos eran sencillamente muy pesadas. El siervo estaba demasiado involucrado en el mundo y sus negocios para dedicar tiempo y esfuerzo al trabajo para el Señor y concentrarse en su demandas.

2.      Alegó temor. Miedo de usar y poner su talento a trabajar para el Señor. Por ello enterró el talento y no lo uso para hacer crecer el reino del Señor.

C.-  Motivos del Señor para condenar al siervo:

1.      El siervo inútil era malvado y perezoso. Malvado porque salió a hacer exactamente lo que quería, gastar su tiempo y energía para sí mismo. Transgredió el mandamiento y la voluntad de Dios. Fue perezoso porque no hizo nada con el don de Dios. Lo enterró y lo ocultó.

2.      Contradicción:  Si realmente creía que el Señor era duro y severo, se habría esforzado mucho más para agradar a su Señor. Este siervo, o bien mentía o alguien le mal informó. No trabajó como debía hacerlo.

3.      Fue despojado. Apartado de la casa del Señor. Afuera no puede haber gozo, sólo tinieblas, el lloro y el crujir de dientes.

 

REFLEXIONES:

*   Hay quienes piensan que Dios es muy duro, severo. Mejor no quiero ser discípulo de Cristo, dice a menudo la gente.

*   No quiero compromisos que luego no pueda cumplir. Alegan otros, como si con ello se pudiera  evadir la responsabilidad y el juicio de Dios.

*   La indolencia (de muchos cristianos), el no hacer nada para Dios, es uno de los grandes pecados de quienes profesan ser cristianos (Romanos 12:11; 2 Tes. 3:11; Heb. 6:12; Prov. 18:9; 1 Cor. 15:58)

*   Nadie será excusado por no trabajar.

a)     Un servicio perezoso condena tanto como el pecado activo.

b)     Ser indulgente con la comodidad condena tanto como asaltar y robar.

c)      Ser inútil condena tanto como ser malo.

d)     Justicia inactiva es tan condenable como la maldad activa.

 

 

CONCUSIÓN:

*   (Mateo 8:12) Mas los hijos del reino serán echados á las tinieblas de afuera: allí será el lloro y el crujir de dientes.  (SRV)

*   (Mateo 13:42) Y los echarán en el horno de fuego: allí será el lloro y el crujir de dientes.  (SRV)

*   (Mateo 22:13) Entonces el rey dijo á los que servían: Atado de pies y de manos tomadle, y echadle en las tinieblas de afuera: allí será el lloro y el crujir de dientes.  (SRV)

*   (Mateo 24:51) Y le cortará por medio, y pondrá su parte con los hipócritas: allí será el lloro y el crujir de dientes.  (SRV)

*   (Mateo 25:30) Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera: allí será el lloro y el crujir de dientes.  (SRV)

*   (2 Pedro 2:17) Estos son fuentes sin agua, y nubes traídas de torbellino de viento: para los cuales está guardada la oscuridad de las tinieblas para siempre.  (SRV)

*   (Salmos 112:10) Veralo el impío, y se despechará; Crujirá los dientes, y se repudrirá: Perecerá el deseo de los impíos.  (SRV)

*   Proverbios 20:20) El que maldice á su padre ó á su madre, Su lámpara será apagada en oscuridad tenebrosa.  (SRV)

 

GRACIAS POR CONSIDERAR ESTE ESTUDIO.

Esta no es la voz oficial. Es apenas un estudio humilde. Si te ayuda en algo, ¡Que la gloria sea para Dios!  HenryCis