MADRE

 


La palabra en verdad es Hermosa, léela con detenimiento, no te apresures…Es un tesoro
 
Para los que tenemos la bendición de tener todavía a Mamá, esto es hermoso, para los que no, es aun mas hermoso. Para las que son Mamás, les encantará esto. 

La joven madre puso su pie al inicio del camino de la vida. Es muy largo el camino? Preguntó. Y el guía le dijo: sí, y el camino es muy difícil.   

Y envejecerás antes de llegar al final de el. Pero el fin será mejor que el inicio.

Pero la joven madre estaba feliz, y ella pensaba que no había mejor cosa que estos años. Así que jugó con sus hijos, y juntó flores con ellos a lo largo del camino, los bañó con el rocío de la mañana, y el sol brilló sobre ellos y la joven madre lloró! Y dijo: ^*Nada será más hermoso que esto*

Luego la noche llegó, y la tormenta con ella, y el camino era oscuro, y los niños temblaban de miedo y frío, y la madre los cubrió con su manto abrazándolos, y sus hijos dijeron,*mamá, no tenemos miedo, porque estás cerca, y nada nos podrá dañar*

Y la mañana llegó, y había una montaña que subir, y los niños ascendieron y crecieron y se cansaron, y la madre estaba cansada. Pero todo el tiempo les dijo a sus hijos, *una poca mas de paciencia y llegaremos*

Así que los hijos ascendieron y ascendieron, y finalmente cuando alcanzaron la cima, le dijeron, *Mamá, no hubiéramos llegado de no ser por ti*

Y la madre, cuando descansó en la noche, miró las estrellas y les dijo, *Esto es mejor que lo último, porque mis hijos han aprendido fortaleza y enfrentado la  dureza. Ayer les di valor, hoy les di fortaleza.

Y el siguiente día, fue duro las nubes oscurecieron la tierra, nubes de Guerra odio y maldad, y sus hijos caminaron a tientas  tropezaron, y ella les dijo: *miren hacia arriba, levanten sus ojos a la luz*.

Y sus hijos voltearon, y vieron a través de las nubes la luz eterna que los guiaría más allá de la oscuridad. Y esa noche la madre dijo: * este es el mejor día de todos, porque he enseñado a mis hijos de Dios*

Y pasaron los días, las semanas y los meses y los años, y la madre se hizo viejita y pequeña. Pero sus hijos eran fuertes y altos, y caminaban con valor. Y cuando el camino se volvió accidentado, ellos la levantaron en peso, como si fuera una pluma; y finalmente tuvieron que subir una montaña, y pudieron ver el camino brillar y las puertas abiertas de par en par. Y la madre dijo * He llegado al final de mi jornada.

 Y ahora se que el fin es mejor que el principio, porque mis hijos pueden caminar solos. Y sus hijos después de ellos*  Y sus hijos le dijeron: *siempre caminarás con nosotros mamá, aun cuando ya hayas cruzado las puertas* Y se quedaron viéndola partir sola, y las puertas se cerraron tras ella. Y ellos dijeron: *No la podemos ver, pero sigue con nosotros, una madre como la nuestra es más que una memoria. Es el susurro de las hojas que arrastra el viento en la calle, es el olor fresco del cloro en tus calcetines, es la mano fresca que te alienta cuando no estás bien. Ella vive dentro de tu risa, y se cristaliza en cada lágrima tuya. Ella es el lugar de donde tu vienes, tu primer hogar, y es el mapa que debes seguir en cada paso que tomas, ella es tu primer amor y también tu primer dolor, y nada en la tierra puede separarte, ni el tiempo, ni el espacio… ni aun la muerte!

GRACIELA RAMIREZ DE CISNEROS   gracis58@yahoo.com

Noviembre de 2006---  http://henrycis.net   

Hermosillo, Sonora México.