Una opción alterna a la firmeza

(2ª Timoteo 1:15-18)  Lección  4

 

   Pablo le advirtió a Timoteo que había una opción alterna delante de él. El cristianismo no es un campo horizontal, neutral, sino un plano inclinado. Podemos tomar una de dos direcciones, o subimos cuesta arriba a redimir el tiempo o retrocedemos cuesta abajo hasta caer en el desprestigio (vea Efesios 5:15-17).

 

LOS SEGUIDORES QUE FUERON INFIELES (v. 15)

El versículo 15, debe ilustrar la senda ancha de la que Jesús habló en Mateo 7:13-14. Esto fue lo que Pablo dijo: “Ya sabes esto, que me abandonaron todos los que están en Asia,...”. De éstos se menciona a dos, a Figelo y a Hermógenes. Esta es la única referencia que de ellos se hace en el Nuevo Testamento. Su legado se caracteriza por el abandono que hicieron de la enseñanza apostólica. ¡De modo que forman parte, junto con Judas Iscariote, de los que en algún momento comenzaron su peregrinaje, pero estando encaminados tropezaron, e hicieron caer a otros en el desánimo!

 

EL SEGUIDOR QUE FUE FIEL (vv. 16-18)

   Onesíf oro fue uno de los que mereció la misericordia de Dios. Ésta fue la conclusión a la cual llegó Pablo al observar el comportamiento de Onesíforo, que se puede describir de la siguiente manera:

 

   En primer lugar, “muchas veces.., confortó” a Pablo (1:16). En las circunstancias que se encontraba Pablo, sin duda anhelaba la comunión cristiana. La consolación brindada por Onesíforo fue confortante para su ánimo.

 

   En segundo lugar, “no se avergonzó” de las cadenas de Pablo (vea 1:8, 12). Onesíforo fue una demostración de lo que Pablo le estaba pidiendo a Timoteo que hiciera.

 

   En tercer lugar, “buscó solícitamente” a Pablo (1:17). Onesíforo buscó las condiciones que precisamente habían sido la causa por la que muchos abandonaron a Pablo. Él deseaba acompañar con Pablo. ¡No se trató de un caso de “desgracia compartida, menos sentida”, sino del caso de un hombre que confortó a otro haciéndose partícipe de su desgracia!

 

   En cuarto lugar, “halló” a Pablo. Si al buscarlo mostró un gran deseo, al hallarlo demostró su persistencia. ¡No se detendría, sino hasta hallar a Pablo! Es como el buen pastor que no suspendió la búsqueda de la oveja perdida, sino “hasta [que la encontró]” (Lucas 15:4).

   En quinto lugar, fue consecuente. Tanto en Roma, como en Éfeso, Onesíforo oro “ayudó” a Pablo (1:18).

 

   Onesíf oro es una magnífica demostración de firmeza para Timoteo y para nosotros. Cuando Onesíforo ministró a otros, él no acabó con las manos vacías.

 

   ¿Cuantos de estos rasgos desplegados por Onesiforo son característicos de su conducta?

 

   Pablo alentó a Timoteo a estar firme en su fe, aun ante la persecución. Le advirtió a Timoteo acerca de los obstáculos que hay en el camino hacia la fidelidad, pero también le recordó acerca de las bendiciones que hay para los que perseveren.  Fin