Perfil y propósito del predicador

(1ª Timoteo4.12b-16)

(Lección 13)

El ejemplo que debe dar un evangelista Joven tiene que ver con su carácter, su conducta, aquello de lo que tiene cuidado, y su consagración.

 

SU CARÁCTER (v. 12b) Timoteo debía ser un ejemplo en cinco maneras:

Palabralo que hablaba Conductasu servicio Amorsu espíritu al servir Fesu estabilidad en las Escrituras Purezael vivir una vida libre de pecado

Esta lista toca, en forma concisa, todas las bases que un joven debe cubrir en su obra como evangelista. Le asigna responsabilidad en todos los aspectos de la vida.

 

Lo que hable "en palabra" (del griego: en logo) La misma frase del griego aparece nuevamente en  Timoteo 5:17, relacionada con los ancianos Una ampliación de su significado se brindará allí. Su uso aquí ayuda a explicar su uso en aquel contexto. Esa frase enfoca lo medular de la vida del evangelista. Éste debe estar constantemente hablando en público y en privado, sobre temas eternos y en relación con las necesidades individuales de las personas.  Lo que diga y la forma como lo diga atraerá múltiples respuestas humanas.

 

Obras: "en... conducta". Esto expone el cliché que dice: "No puedo oír lo que dices, pues se demasiado acerca de lo que eres" Cuando le damos vuelta a esto, tenemos una explicación acerca de por qué la gente escuchaba a Jesús. La sombra de la vida de Cristo siempre se proyectó delante de su palabra. ¡Así debe ser para todos los que siguen sus pisadas!

 

Disposición "en  amor”.  He aquí el fuego emocional que se necesita para vivir favorablemente delante de Dios y del hombre El amor nos estimula a comportarnos de modo que nuestra manera de vivir sea un auténtico y excelente ejemplo (Juan 13:34-35; 1ª  Corintios 13:1-8)

 

Determinación: "en  fe”. La fe provee el incentivo divino para permanecer fuertes en la resolución propia para hablar, vivir y amar como es debido Lo capacita a uno para mirar con confianza más alia de las aflicciones presentes hacia el triunfo eterno (Santiago 1:2-4; Romanos 8:22-25; Hebreos 11:9-19)

 

Decencia "en ... purez.  Aquí encontramos el resumen de las demás características Si la palabra, vida, amor o fe del evangelista dejan de ser puros, su carácter se habrá estropeado y su ejemplo se habrá perdido. Las Escrituras hacen énfasis en lo necesaria que es la pureza (1ª  Pedro 1:22; 1ª  Timoteo 1:5).

 

Pablo desafió a Timoteo a ser un ejemplo en todas estas formas. Si un predicador puede encarar este desafío, ¡cuan gran vida la que vivirá, cuan gran obra la que podrá hacer!.

 

SU CONDUCTA (v. 13)

Pablo hizo tres encargos relacionados con la conducta del evangelista. A cada uno de éstos los relacionó con instrucciones acerca del "cómo"

La primera clave para la conducta apropiada es "la lectura". Esto incluye mucho más que ser un lector diario de la Biblia. Para lograr lo que Pablo quiso dar a entender, uno tendrá necesidad de investigar, hacer estudio de palabras, memorizar, meditar, comparar y revisar. Esta tarea no es para el aprendiz descuidado, pues tendrá que "[trabajar] en predicar y enseñar" (1ª  Timoteo 5:17).

 

Una segunda clave para la conducta piadosa es "la exhortación".28 Para poder llenar todas las necesidades humanas, uno tiene que confortar, consolar, rogar, suplicar, implorar, alentar, instruir y amonestar. Ahora añada a esto, lo que dice Tito 1.9, donde se declara que estas exhortaciones han de hacerse con "sana enseñanza". ¡Cuan grande el conocimiento de la verdad aplicada el que se necesita para cumplir con esta tarea! ¿Habrá quien dude de que la palabra de Dios pueda llenar todas estas necesidades? ¿Cuántos evangelistas habrá que conozcan la verdad en forma tan completa, como para que puedan confortar a alguien, alentar a otro, instruir todavía a otro más, y amonestar lo que sea necesarioy hacerlo todo con sana enseñanza?

 

La tercera clave de Pablo para la conducta es "la enseñanza". Hay un comentario en Lucas 6:40, el cual da en qué pensar. Allí dice que cuando uno es perfeccionado, será como su maestro. Mateo 10:25, añade que es suficiente que el discípulo llegue a ser como su maestro. Ciertamente, el que enseña debe ser un siervo, a la vez que maestro y portavoz. ¿Cuántos maestros y evangelistas habrá que se desempeñen a la altura de este desafío?

 

Los tres anteriores desafíos fueron introducidos por el imperativo "ocúpate". Retroceda en la lectura y aplíqueles este concepto a las tres claves que se acaban de dar. ¡El evangelista que se ocupe cuidadosamente en esta clase de conducta, jamás se verá a sí mismo sin trabajo que hacer!.

 

   Obviamente es vital que el evangelista señale el estándar en cuanto al conocimiento profundo de la palabra de Dios. El hecho de que sea tan vital nos hace examinar cinco enfoques, mediante los cuales podemos llegar al conocimiento de la palabra de Dios:

 

  1. Debemos tener voluntad o deseo de conocer su palabra (Juan 7:17).
  2. Debemos aceptarla como lo que, de hecho, es: la palabra de Dios (1 Tesalonicenses 2:13; 2ª  Pedro 1:20-21).
  3. Debemos hacer lo que dice, no tan sólo escucharla (Santiago 1:23-25).
  4. Debemos meditar en la palabra de Dios para ser bienaventurados (Salmos 1:1-3; 119:52, 55-56).
  5. Debemos permanecer en ella (Juan 8:31-32).

 

AQUELLO DE LO QUE TIENE CUIDADO (v. 14)

Después de haberle dado esta descomunal asignación, la cual corresponde al carácter y conducta que son propios de un evangelista. Pablo introdujo una seria inquietud en su ruego: "No descuides...". En el descuido hallamos cuatro causas del fracaso de un evangelista. El que descuida los mandamientos dados por Pablo, 1) no velará, 2) no escuchará, 3) no le importará y 4) no se preparará. Predicador, ¿cuál es tu debilidad?

 

El particular descuido, al cual Pablo se refirió en este contexto, es el que concierne al "don" espiritual. En este don, dado mediante profecía (vea Timoteo 1:6), se mostró la aprobación divina. Le fue transmitido mediante la imposición de las manos del presbiterio, lo cual mostró la aprobación humana (Hechos 13:1-3; 1ª  Timoteo 5:22). Un don tal no debía ser tomado a la ligera.

 

Todo evangelista debería procurar honrar la aprobación que se le ha concedido por la gracia de Dios y la bondad del hombre. Pablo hizo un último ruego en el sentido de que los varones cristianos honren esta oportunidad de servir.

 

 

SU CONSAGRACIÓN (vv. 15-16)

   El carácter y conducta que exige este capítulo, demanda que uno se "ocupe" de estos principios y "tenga cuidado" de ellos. Nuevamente, la forma presente del verbo que Pablo usó, hace énfasis en que se trata de algo que uno debe mantenerse haciéndolo, y el imperativo insiste en que debe hacerse. La seriedad de la asignación se ve en el significado de esta palabra, el cual incluye la idea de "ser capaz de ejecutar" lo asignado Lo anterior encaja ver­daderamente en el ruego de Pablo. No habría necesidad de ejecutar algo si nadie estuviera mirando. No obstante. Pablo sabia que la influencia de un predicador debe ser un producto altamente visibleen autenticidad y pureza. En el sistema cristiano, son vitales el ejemplo y el desempeño de los que marcan la pauta, con el fin de involucrar las vidas de los que tienen poco animo.  El pueblo de Dios debe comportarse de una forma atractiva para los demás.

 

Cuando el pueblo de Cristo se desempeña como debe ser, su “aprovechamiento [es] manifiesto a todos". Es interesante observar que la forma ver­bal de esta palabra también significa "extender mediante el martilleo" Pablo tema que golpear su cuerpo (1ª  Corintios 9:27).  La observación de Tomas Edison, en el sentido de que "los inventos [el progreso] llegan más por transpiración que por inspiración", parece apropiada Otro inventor dijo que no hay dolor mas severo que el del nacimiento de una idea original El hecho es que la diligencia v la dedicación genuinas son necesarias para que el progreso llegue a ser evidente.

 

Además, uno debe tener la certeza de que este progreso esté relacionado con el aprovechamiento que se recibe por inspiración en este contexto No podemos confiar en el falso adelanto que se obtiene al subir la escalera de las relaciones públicas No debemos procurar la popularidad mediante el presentar ideas que apelan a los instintos terrenales, en lugar de apelar a la verdad que transforma vidas (vea Timoteo 4:1-5, Romanos 12:1-2)

 

El progreso del evangelista será probado por la gente y por Dios, en cuanto a su persona y su proclamación.  Pablo le dijo a Timoteo en el versículo 16. "Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina".  Es importante tener este cuidado por razón del glorioso propósito asignado a este servicio, cual es: tener certeza de salvación ("pues haciendo esto te salvaras").

 

He aquí un plan perfecto, el cual proviene de una ley perfecta Cuando se siguen las instrucciones inspiradas de Pablo, uno puede tener certeza de salvación, tanto para si mismo, como para los que le oigan.

 

EN RESUMEN

He aquí, en resumen, lo que Pablo ha compartido con nosotros desde el capitulo 2 hasta este punto.

 

Dios, a quien le gustaría que todas las personas fueran salvas y vinieran a un conocimiento de la verdad (2:4), ha desplegado el plan por medio del cual hace posible esta salvación Este plan ha de ser llevado a cabo por medio de personas que oran intensamente (2:1-5), que se preparan para ser líderes por medio de seguir las instrucciones que Pablo le dio a Timoteo, respecto de la forma como los hombres y las mujeres han de comportarse (3:1-15)

 

Estas almas podrán, incluso, a través de las instrucciones inspiradas y los ejemplos apostólicos dados (4:6-11), elevarse por encima de los esfuerzos diabólicos de aquellos que tratan de apartar a los demás (4:1-5)

 

Una clave vital serán los evangelistas cuyo carácter, conducta, cuidado y consagración se extenderán junto con la palabra de Dios en un espíritu que asegurará la salvación, tanto del que habla como del pecador (4:12-16).

 

El plan de Dios para esparcir el evangelio funciono durante el primer siglo (Colosenses 1:23 Hechos 19:10; 20:18-32), y será igualmente eficiente en cualquier siglo, en cualquier lugar que los siervos de Dios activen estos grandes y gloriosos principios. Fin.