El patrón divino: El plan apóstata

(1ª  Timoteo 4)

 

(Lección 10)

 


"Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido" (1ª  Timoteo 4:6)

 

El capítulo 4 presenta la necesidad de que se tenga la clase de líderes sobre los que se comentó en el capítulo 3. Cuando no hay liderazgo que mantenga a los santos unidos (vea Hebreos 13:7), los discípulos del diablo entran a la iglesia y propician desviaciones (note Juan 8:43-45; 2ª  Corintios 11:13-15; Romanos 16:17-18) Después de referirse a los líderes falsos que fracasan y que apartan a las almas de la palabra de Dios (4:1-5), el capítulo 4, pasa dramáticamente a referirse a los líderes vigorosos, que por medio de la palabra de Dios, inspiran a las almas, salvándose ellos y a los que los oyen (4:12b-16). Esa transición es posible por el nutrimento que proviene de la "sana doctrina" (4:6-8) y se demuestra obedientemente mediante el patrón apostólico (4:9-12a). Así, este capítulo despliega la gran necesidad que hay de la palabra de Dios y muestra la forma como ésta ha de usarse.

 

EL CURSO A SEGUIR POR LOS APÓSTATAS ES ADVERTIDO CLARAMENTE (v. l a)

   Ya desde la primera palabra del capítulo 4 —“Pero" se puede apreciar el cambio de tópico de Pablo, cuando después de hablar de los hombres buenos, por su buen comportamiento (en el capítulo 3), pasa a hablar de los hombres malos, por sus "doctrinas de demonios" (4:1)

 

Es necesario que atendamos a esta advertencia, porque el Espíritu Santo la dijo "claramente" Esto es exactamente lo que ocurrirá, y debemos creerlo y estar avisados (Cuan triste es cuando los hombres que alegan decir la verdad, se apartan y aseveran cosas que no son ciertas! Es doblemente triste, cuando las almas ingenuas no atienden a la advertencia del Espíritu Santo, y les abren sus brazos a los métodos del diablo (1ª  Juan 4:1, Mateo 24:23-26; Hechos 17:11)

 

Pablo dijo que esto ocurriría "en los postreros tiempos". Esto es lo que le estaba advirtiendo a Timoteo: "¡Puede ser que no lo estés viendo ahora, pero ten cuidadoporque sucederá'" El Espíritu también afirmó que "algunos apostatarán1 de la fe". La definición del término que se traduce como "apostatar" incluye vanas diferentes maneras como esto puede suceder Cuando los miembros comienzan a enfriarse, a apartarse, a ir a algún otro lugar, o tienen una fe que comienza a flaquear, atenga cuidadopues la apostasía habrá comenzado!

 

LA CAUSA QUE DA LUGAR A QUE SE SIGA TAL CURSO (vv. 1b-2)

   Esté atento a cuando los miembros comienzan a escuchar a "espíritus engañadores" (criaturas astutas) y a "doctrinas de demonios" (pactos corruptos). Note el carácter de los que hacen el engaño. Ellos atraen con engaños mediante el uso de "mentirosos que [tienen] cauterizada la conciencia" (4:2) ¡Cuán a menudo se mudan estas personas de una congregación a otra, trastornando muchas veces a la iglesia, y en algunos casos dividiéndola!

La razón por la cual tienen tanta influencia es que promueven "doctrinas de demonios". El hecho de que el término que se traduce como "demonios" puede también significar "genio", explica por qué estas doctrinas son tan engañosas, y seducen a las almas inocentes y confiadas que esperan que los maestros hablen sólo la verdad (1ª  Pedro 2:1-3; Romanos 16:17-18) Una expresión que a la ligera se lanza en nuestros días es' "El diablo me obligó a hacerlo" En esta expresión puede haber más verdad de la que algunos querrían admitir. Aun cuando esto puede ser cierto, recuerde la observación que hiciera Cristo en Juan 8:44: "Vosotros sois de vuestro Padre el diablo, y los deseos de vuestro Padre queréis hacer   Cuando habla mentira, de suyo habla, porque es mentiroso, y padre de mentira". (Enfasis nuestro) Cuando nos rendimos a la influencia engañosa de Satanás, todavía sigue siendo nuestra propia decisión el hacer así.

LA CORRUPCIÓN ES ESPECIFICADA (w. 3-5)

Pablo preparó a los cristianos para que rebatieran a los que, al apostatar, les prohibirían a las perso­nas casarse (vea Hebreos 13:4; 1ª  Corintios 9: 5; Efesios 5: 23-31) y les mandarían abstenerse de alimentos 5 Es asombrosopero no sorprendente, pues la profecía lo contempló que ambas prácticas continúen vigentes en diferentes círculos sociales y religiosos de nuestros días. Esto fue lo que Barclay comentó acerca de la aparición temprana de estos errores:

En un escrito de Ireneo, fechado al final del segundo siglo, él habla acerca de ciertos seguidores de Saturnino, los cuales "aseveran que el casarse y tener hijos es de Satanás Del mismo modo, muchos se abstienen de alimentos de origen

animal, y atraen multitudes mediante una fingida moderación de este tipo" (Ireneo, Con­tra Herejías, I, 24, 2). Este tipo de práctica tuvo su momento decisivo con los monjes y ermitaños del siglo cuarto. Éstos se fueron a vivir al desierto egipcio, donde estuvieron totalmente excluidos de la presencia de otros hombres. Se pasaban su vida mortificando la carne Hubo uno que jamás comía alimento cocinado y era famoso por su "incarnalidad".

Fueron fuertes las medidas que tomaron los cristianos primitivos en contra de estas enseñanzas, tal como se evidencia en los Cánones apostólicos (No. 51):

Si algún obispo, sacerdote o diácono, o cualquiera que esté en la lista sacerdotal, se abstiene del matrimonio, de la carne y del vino, no motivado por el ascetismo (esto es, por causa de la disciplina), sino por aborrecerlos como si fueran malos en sí mismos, olvidando que todas las cosas son muy buenas, y que Dios hizo al hombre, que varón y mujer los hizo, sino que blasfema y calumnia contra la hechura de Dios, al tal sólo le queda enmendarse, o ser depuesto y echado de la iglesia.

   Esta advertencia enfocó la verdadera insensatez que conlleva este tipo de abstinencia. Dios hizo al hombre de carne, y vio y declaró que lo que él había hecho era bueno. La humanidad fue, incluso, hecha a la imagen de Dios (Génesis 1:26-27). Dios instituyó el matrimonio y declaró que éste era bueno (Génesis 2:18-24). Lo que Dios unió, no lo copare el hombre, ya sea mediante el insensato ascetismo o mediante decretos doctrinales inspirados por los demonios del eclesiasticismo También, Dios, al comienzo, había declarado esto. "Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento" (Génesis 9: 3) No debemos rechazar ni prohibir lo que Dios ha declarado bueno y limpio, mediante el llamarlo común o inmundo (Hechos 10:12-16, 28). Por lo tanto, la cuestión es si vamos a obedecer a Dios o a los hombres. ¡En todos los casos como éste, lo que debe prevalecer es lo que dice Romanos 3: 4, donde dice'"... sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso,. "'

Tal como siempre ha sucedido, junto con la corrupción humana siempre viene la clarificación divina Pablo afirmo que todo lo que Dios creó es bueno (Génesis 1:24-25) y ha de ser recibido con acción de gracias por todo aquel que crea y conozca la verdad Los alimentos de origen animal han sido santificados (apartados) por la palabra de Dios (lo que él ha aseverado) y la oración (la disposición del hombre) ¡Una vez más, el pensamiento confuso y doctrinas torcidas del hombre prueban que tenemos necesidad de adherirnos al mensaje del maestro!.  Fin